Miércoles, 21 de noviembre, 2018 | 7:31 am

Los jóvenes y la antipolítica



El alto valor del “activo” juventud en cualquier sociedad del mundo no resiste discusión. Respecto a nuestro país preocupa, sin embargo, que nuestra juventud está muy fragmentada en lo que tiene que ver con sus valores y prácticas.

Tenemos significativos conglomerados de nuestra juventud que muestran una conducta comprometida con las mejores causas; la incidencia en instancias de dirección de grupos de jóvenes en Marcha Verde es la mejor prueba de ello.

Pero hay que reconocer que amplias proporciones dentro de la categoría juventud mantienen una postura de alejamiento o aislamiento respecto a la lucha por una mejor sociedad, asumiendo lo que algunos han llamado una posición “anti-política”.

Para que esta última actitud se esté manifestando de manera marcada en nuestra sociedad, han influido de modo destacado las poblaciones maduras, sobre todo las que se desempeñan como dirigentes en el campo político y que con su comportamiento han hecho que muchos jóvenes sientan desdén por la práctica de este ámbito, entendiendo que los políticos son, en gran medida, “los culpables de nuestras desgracias”.

Estos asocian la política con pésimos ejemplos de carácter ético, y dicen que los políticos “no resuelven nada”. De ahí que opten por alejarse de ese quehacer público adoptando lo que muchos consignan como una posición “anti- política”.

La práctica de una gran parte de nuestros políticos tradicionales no solo ha llevado a muchos de nuestros jóvenes a denostar la política, sino que en importante medida ha influido para que muchos de ellos se hayan visto arrastrados hacia prácticas delincuenciales.

La Procuraduría General de la República, mediante su departamento de estadísticas, así como los medios de información y comunicación del país dan cuenta de la cantidad de jóvenes que participan a diario en actos de delincuencia, dentro de los que sobresalen robo agravado, droga, golpes y heridas y violación sexual.

Teresa Casado, en un reporte de prensa a través de este diario EL DÍA (10 de agosto, 2018), refiere que solo por parte de menores (muchachos y muchachas de 17 años hacia abajo) se producen en promedio anualmente unos 4,800 actos delictivos.

En la misma información se señala que en la actualidad hay 512 menores recluidos en los 8 centros existentes.

Junto al problema descrito hay que apuntar que un reciente estudio internacional sobre Educación Cívica y Ciudadana, en que participaron estudiantes de octavo curso de la educación pública de República Dominicana junto a estudiantes de igual nivel de otros 4 países latinoamericanos, se establece que los mismos, en su mayoría, manifestaron posturas lamentables sobre sus valores cívicos.

Pero como se me ha acabado el espacio, volveré en la próxima entrega sobre los resultados de este estudio y lo dañino de la postura “antipolítica” de muchos de nuestros jóvenes.

Publicidad