Los intelectuales avivatos

luis-43


En realidad resulta difícil llevar una gata a hacer necesidades líquidas, pero hay quienes hacen tanto ruido que cualquiera pudiera creer que lo han logrado.

El de La Lira es un parque pequeño, con aires de “bohemía clasemedialtista”, en el que cabe poca gente. Quienes tienen poco poder de convocatoria suelen usar ese escenario para hacer creer que mueven alguna gata.

Un grupo que se autodenomina de “intelectuales” quiso pasarse de listo y usar el nombre del movimiento “Marcha Verde” para hacerse sentir con un manifiesto que, por su desproporción, no ha sido tomado en serio ni siquiera por aquellos que pudieran sentirse lastimados. Lo que sí logró ese manifiesto fue poner verde a más de un activista social o de la sociedad civil.

Un bellaco le dio por contar a los “intelectuales” que presentaron la proclama y aunque las firmas son más de doscientas, los presentes no llevan a los veinte.

Los promotores de la Marcha Verde fueron prestos en aclarar que ese manifiesto no es suyo, que ellos ese día estaban marchando en Barahona y Cotuí.

Uno al que le retoza la maldad decía que esos “intelectuales” estudiaron política por correo, ya que en su tiempo no había internet, y que aprendieron poco.

Publicidad
Publicidad