Los conflictos y divisiones en los partidos (I)



Anteproyecto de ley de partidos políticos. Creo oportuno hacer el siguiente análisis de las contradicciones, controversias, litigios, conflictos, pleitos, disidencias, encontronazos, y todo lo que conduce al fraccionamiento de un partido político.

Como es conocido por todas las personas que leen a Conflictos y Mediaciones y El Día, en la actualidad se está discutiendo un anteproyecto de ley de partidos y organizaciones políticas y ha traído como consecuencias alto nivel de controversias y reuniones del más alto nivel en los “grandes” partidos y en la llamada sociedad civil, como la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus), Participación Ciudadana, Foro Ciudadano, Centro Bonó, Centro de Educación para la Paz, Tolerancia y Desarrollo (CEPATODE), entre otras.

En el proceso de discusión, están dos entidades estatales involucradas, el Congreso Nacional (senadores y diputados) y la Junta Central Electoral; en donde sus actores han expuesto sus puntos de vistas en torno al controvertido anteproyecto de ley.

Entre los partidarios del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y sus liderazgos, en ese sentido parece que existe consenso, según lo expuesto por estos ante la opinión pública.

Sin embargo, en el PLD a pesar de contar con un reglamento de resolución de conflictos, las contradicciones entre sus dos principales líderes son evidentes: Danilo Medina Sánchez, presidente de la República y Leonel Fernández Reyna,  presidente del PLD; son analizadas por líderes de la sociedad civil y medios de comunicación. En donde, su comité político de 34 miembros, se encuentra fraccionado. Danilo según analistas políticos, cuenta con los votos suficientes para imponer sus criterios en torno al anteproyecto en discusión. Las posiciones son; elecciones abiertas a toda la ciudadanía o cerradas solo a sus miembros inscritos.

Elecciones abiertas o cerradas en los partidos

Son dos posiciones: elecciones abiertas a todos los votantes y cerradas. En donde cada partido acudiría a elegir sus candidatos con el padrón de la Junta Central Electoral. La cual ha manifestado y que se realizan abiertas y simultáneas el Estado tendría que invertir unos 5 mil millones de pesos, más que en la organización de las elecciones presidenciales.

Ante tales diferencias en estas agrupaciones partidarias, en Conflictos y Mediaciones somos de opinión que en dicho anteproyecto de ley, debe insertarse un artículo que se ocupe de dirimir los conflictos de las fuerzas políticas, para que se intente primero a lo interno de los mismos, mecanismos de mediación y conciliación.

Cero que no es tan difícil, que senadores y diputados, muchos de estos profesionales del derecho, podrían insertar un artículo de resolución de conflictos en donde se plasme la necesidad de crear mecanismos pacíficos de resolver conflictos a lo interno de los partidos. Dicha iniciativa, evitaría que las contradicciones y fricciones tengan que acudir al Tribunal Superior Electoral, para que otros tomen las decisiones  por ellos.

Creación de Centros de Mediación o Conciliación

Antes las situaciones de conflictividad evidentes, en Conflictos y Mediaciones sugieren  crear comisiones o unidades dentro de sus partidos, compuesta por personas entrenadas en resolución de conflictos (RAC), básicamente en mediación y conciliación para esos fines y a la vez les permitirían consensual y promover otra forma de fortalecimiento institucional de cada entidad partidaria, a través de la construcción de consensos, aunque los disensos son difíciles de elimina. Además, que estos son normales que existan.

En el país no existe un órgano de esa naturaleza y bien podrían las organizaciones políticas ser las que evolucionan acorde a los tiempos de la tecnología y las nuevas formas de enfrentar los conflictos.

De lo que se trata es que antes de apoderar al Tribunal Superior Electoral o a la Junta Central Electoral sobre un conflicto entre partes en un determinado partido político, estos tengan la oportunidad de mediarlo de manera interna previo al apoderamiento de esas instancias.

Conflictos en los partidos políticos ocurridos desde la dictadura y  la democracia en la República Dominicana.

En la misma tiranía del trujillato, cuando un grupo de ciudadanos dominicanos decidieron formar el primer partido democrático en esa época, a meses después empezaron los conflictos entre sus integrantes.

Eso no es para menos. Recuerden que los partidos están formados por personas y si hay personas es propio que existan conflictos. Estos surgen por liderazgos, espacios políticos, grupismo y además, porque existen intereses personales y grupales dentro de sus integrantes.

Los conflictos impiden la unidad a lo interno del partido y a la vez, permite que sus seguidores perciban a dicha organización como una entidad compuestas por personas interesadas en sus propias aspiraciones, y no en la sociedad que es la forma cómo piensa todo ciudadano.

Hay que recordar por ejemplo, que el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) surgió en el exilio y tres de sus  destacados dirigentes: Ángel Miolán, Nicolás Silfa y Ramón Castillo fungían como lideres sólidos de los dominicanos.

Meses transcurrieron para que una de las patas principales de ese partido, me refiero al fallecido dirigente Nicolás Silfa, dejara al PRD y fundara al Partido Revolucionario Autentico (PRDA) y que de igual manera lo realizara el señor Ramón Castillo.

Posteriormente, ya en la Revolución pro Bosch en 1965 y tras la elección de Balaguer en el  66, hay posteriores conflictos y por ende mas divisiones.

Pero los conflictos no solo estaban en el PRD, la izquierda también estuvo muy activa en ese sentido. El Partido Socialista Popular (PSP), guiado por la arcaica defensa marxista, surgió una  fecundación creando el Partido Comunista Dominicano (PCD).

Pero las cosas no se quedan ahí, de un movimiento tan importante para la democracia y la libertad, como por ejemplo el Movimiento Revolucionario 14 de Junio, hubo una división motivando el surgimiento del Movimiento Popular Dominicano (MPD), hoy activo en las luchas populares y a la vez, el Partido Comunista de la República Dominicana (PACOREDO) y unos meses después, a lo interno del mismo, hay controversia por Línea Roja del 14 de Junio, provocando líos y contradicciones entre sus dirigentes.

De la izquierda dominicana se inspiraron unos “líderes” que constituyeron lo que hoy se conoce como la Unión Patriótica Antiimperialista (UPA), no estoy consciente de su existencia; el Partido de los Trabajadores (PTD), hoy aliado al partido del gobierno PLD; el Partido Comunista del Trabajo (PCT); el Movimiento de Izquierda Unida (MIU), tiene un funcionario en la actualidad; la Liga Socialista; y la Fuerza de la Revolución (FR), la cual ha apoyado al partido Alianza País con la candidatura del Dr. Guillermo Moreno; en los cuales, existió y existen al día de hoy conflictos y divisiones internas y externas.

Publicidad

Publicidad