Jueves, 15 de noviembre, 2018 | 3:17 pm

LeBron James, definitivamente, no es segundo de nadie



Si la tira es porque debió pasarla, si la pasa es porque debió tirarla… Si mete mucho es porque las tira todas, si la pasa es porque tiene miedo de tirarla… Si juega mucho es para pasarle a todo el mundo en minutos jugados y para demostrar fortaleza, si un día juega poco es porque ya le están cayendo los años… Si su equipo barre al mejor récord de la Conferencia es porque este equipo (Toronto) es “plumú”…

Si llega a una octava final seguida es porque el mismo “escoge” sus equipos… Si protesta es un llorón, si no protesta es un bufón… Es consagrado, respetuoso del juego y por ende de los fanáticos… Siempre hay decenas de cuestionamientos que realizar a los fuera de serie, tanto así que su carrera es comparable con la del más grande atleta de la NBA, ¿y cuidado? y con gran chance de pasarle en grandeza y registros, amén de también ser un ciudadano ejemplar…

Cualquier parecido de LeBron James con Michael Jordan no es coincidencia… ¡LeBron no es segundo de nadie!… Manny Machado construye una campaña de ensueño, de MVP, ¡de último año!.. Manny Acta (378-512) estuvo dirigiendo a los Marineros en el fin de semana ante la ausencia del titular Scott Servais y no tengo dudas que un día de estos recibirá una nueva oportunidad para dirigir un equipo que no esté en reconstrucción.

Publicidad