Jueves, 15 de noviembre, 2018 | 7:04 pm

¡Las redes sociales están que ponchan a cualquiera!



Siempre se ha dicho que el que mucho habla, mucho yerra.
Así, en el béisbol el que mucho se para en el home, mucho se poncha.

Claro, en ambos casos tambien hay aciertos, existen las excepciones, lo importante es esperar el momento oportuno para ejecutar.

Un ejemplo al azar, David Ortiz en la campaña del 2010 fue la vez que en más ocasiones se ponchó (145) y acudió 606 veces al plato, pero sólo conectó 32 jonrones.

Y en el 2006 fue la ocasión que más cuadrangulares conectó (54), pero sólo se ponchó 117 veces en 686 paradas en el home.

Eso quiere decir que lo importante es ser certero, selectivo y dar en el clavo.

Las redes sociales son herramientas de gran valor humano siempre que se utilicen para orientar y debatir ideas con altura, sin estridencias y con conciencia moderada.

Surgen para bien, no para mal.

En el deporte hay personajes de connotación pública, o no, que desconocen que callar es de sabios, quieren opinar de todo, cualquiera que sea el tema, le tiran a todos los pitcheos y por ello se van con lanzamientos malos y terminan ponchándose. ¡Strike Three!.

Publicidad