Sábado, 23 de junio, 2018 | 6:45 pm

Las diferencias y los síntomas del infarto de acuerdo al género

Incidencia. El riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular inicia en las féminas después de los 55. Síntomas. En ellas suelen ser menos graves y no específicos.

19/02/2018 ELDIA_LUNES_190218_ Vida & Estilos27


Una creencia muy popular es que las mujeres poseen un corazón más sensible o diferente al de los hombres en cuestiones emocionales, pero la verdadera diferencia entre el corazón femenino y el masculino está a la hora de cuidarlo o cuando se enfrentan a un ataque.

El ataque al corazón es una condición que se produce por una deficiencia de riego sanguíneo en una zona del músculo cardíaco, casi siempre generado por la obstrucción en una de sus arterias.

Pero, ¿sabías que mueren más mujeres que hombres por problemas del corazón? De acuerdo con la doctora Vizmary Pineda, cardióloga internista, en los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), la enfermedad cardiovascular, que abarca el infarto al corazón y el derrame cerebral, es responsable de 17 millones de muertes cada año y ocupa la causa más frecuente de muerte en la mujer, incluso teniendo mayor índice de mortalidad que el cáncer de seno o la violencia de género.

Estrés femenino

Indica: “Las mujeres tienen elementos de estrés muchos más altos que el hombre, pues nunca dejaron su papel de madres, amas de casa y ahora son trabajadoras al mismo nivel de los hombres”.

Otro punto importante a destacar, según Pineda, es que a partir de la menopausia se produce menos cantidad de estrógeno, una hormona que ejerce un efecto protector, preserva la función de las arterias y disminuye el colesterol. En el caso de las fumadoras o las diabéticas, pierden la protección antes de la menopausia.

Menos graves

Los síntomas en ellas suelen ser menos graves y no específicos. De acuerdo a Pineda, sus infartos son silentes o atípicos, con ausencia de dolor de pecho y las molestias en otras localizaciones del cuerpo. Particularmente, en las más jóvenes y en las que padecen de diabetes, las señales se pueden confundir con otras dolencias y no identificarse a tiempo, provocando una mortalidad más elevada.

“El riesgo de padecer enfermedad cardiovascular inicia en ellos a partir de los 45 años de edad y en la mujer después de los 55 años, momentos en que los estrógenos empiezan a disminuir y se pierden esos efectos protectores”.

Cada ocho mujeres entre los 45 y los 64 años presentan evidencia de enfermedad cardiovascular versus una de cada tres mayores de 65 años.

En las de edad media, un factor de riesgo adicional es el uso de anticonceptivos orales.

—1— Más morbilidad

Las mujeres tienden a presentar enfermedad coronaria aproximadamente 10 años más tarde que los hombres, por lo que suelen tener mayores morbilidades (como enfermedad renal o anemia).

Cuándo se debe acudir a la consulta médica

Usualmente, las mujeres suelen consultar con mayor retraso; tardan más en ser diagnosticadas, al presentar síntomas atípicos, y reciben tratamientos menos agresivos que los hombres.

Para garantizar más años y mejor calidad de vida, se aconseja realizar actividades físicas de forma regular, evitar el tabaco, llevar una dieta rica en frutas y verduras; así como procurar no consumir grasas, azúcares y sal, y tener al menos una consulta anual de rutina.

Debo destacar que las mujeres no suelen ir al médico cuando se sienten mal, y cuando lo hacen, acuden a urgencias con un retraso de hasta dos horas.

En muchas ocasiones, piensan que solo están estresadas o deprimidas, sin embargo, esto puede ser una alerta del corazón que no debe tomarse a la ligera.