Lunes, 24 de septiembre, 2018 | 1:55 am

Las “CIÓN” de la educacion superior



La educación superior en el mundo ha experimentado una extraordinaria transformación. En los últimos 50 años los grandes cambios sociales y políticos de la sociedad también han dejado su huella en el mundo académico.

La globalización ha permitido la movilidad mundial de bienes y servicios de todo tipo, incluyendo la educación. En este sentido es importante identificar las grandes tendencias globales de la educación superior, que son: masificación, diversificación y privatización.

La masificación consiste en el incremento, casi exponencial, de la cantidad de estudiantes y egresados de los diferentes sistemas nacionales de educación superior.

Hemos pasado rápidamente de una educación para las élites, donde menos del 15 % iba a la universidad, a una entrada masiva de estudiantes en las universidades, superando el índice de cobertura en más de 50 %.

También estamos experimentando una diversificación importante de nuestros sistemas de educación superior. Antes la responsabilidad de educar y formar profesionales recaía en el Estado mediante instituciones públicas.

Ahora existen diversos tipos de entidades, entre las que se pueden destacar las privadas, con fines o sin fines de lucro; las confesionales, las de formación de la fuerza laboral, como las universidades comunitarias, y las que se encargan mayormente de la investigación y desarrollo.

En este sentido, las universidades privadas, con o sin fines de lucro, han ido en aumento en todos los países de la tierra, determinando así un proceso de privatización.

Esto se debe en gran medida a razones financieras. Los Estados no encuentran formas de financiamiento que permitan sostener la educación superior.

Esta realidad, en algunos casos, obliga a las universidades públicas al aumento del costo de su matrícula provocando un mayor esfuerzo económico para las familias a la hora de educar a sus hijos.

En definitiva, estamos en un escenario de cambio constante. Las instituciones superiores y universidades no son las mismas que hace varias décadas.

Vivimos un proceso de masificación, diversificación y privatización de los estudios superiores. Los hacedores de políticas públicas deben realizar un análisis reflexivo de esta realidad y que así pueda elaborar iniciativas conducentes al desarrollo nacional.

Publicidad