Viernes, 14 de diciembre, 2018 | 1:44 am

La visa B-1/B-2 y tiempo de estadía en EE. UU.



Muchas son las inquietudes de los portadores de visas B1/B2 con relación al tiempo máximo de estadía que pueden permanecer en territorio norteamericano.

La visa B1 está concebida para viajes breves de negocios, que incluyen la negociación de contratos, asistencia a exhibiciones, ferias y conferencias, entrenamientos cortos y consultas con proveedores y clientes, entre otras gestiones.

La visa B2 está diseñada para actividades turísticas, visitar amigos y parientes y obtener tratamientos médicos por un período de tiempo limitado (si se cuenta con un seguro médico internacional privado).

La combinación de estas visas es la comúnmente otorgada cuando se aplica para una visa de turista o negocios, ya que abarca una amplia posibilidad de actividades.

Esta visa le otorga el permiso para viajar al puerto de entrada (aeropuerto, puerto o frontera) de Estados Unidos. Al arribar al puerto de destino, el oficial de aduanas y protección de fronteras (CBP por sus siglas en inglés) es quien otorga el permiso de estadía y admite su entrada.

Regularmente a los portadores de B1/B2 les otorgan un permiso de estadía de seis meses.

Esto no quiere decir que usted pueda permanecer por una estadía tan prolongada, ya que este tiempo no es regular para quien viaja por turismo o negocios y tiene compromisos en el país que reside.

Si hace un viaje tan prolongado, automáticamente se presume que usted trabajó, estudió o recibió atención médica.

Cuando vuelva a ingresar a territorio norteamericano esto conllevará cuestionamientos, una revisión más exhaustiva y hasta la cancelación de su visa, si el oficial que lo recibe determina que usted estuvo o está residiendo en Estados Unidos con su visa B-1/B-2, que trabajó o que recibió atenciones médicas destinadas para residentes o ciudadanos estadounidenses. También tendrá cuestionamientos al solicitar de nuevo su visa, llegado el momento de renovarla.

Nuestra recomendación es que programe su estadía por un tiempo máximo de veintiún días que es el período promedio de vacaciones. Así evitará molestias y el riesgo de perder su visa.

Publicidad