La vida en condominio debe preocuparnos



He visto con preocupación como ciudadanos de diversos condominios y residenciales han expresado su preocupación en diversos medios de comunicación (radio, televisión, periódicos, redes sociales) por los cotidianos conflictos ocurridos en los espacios humanos en los que viven.

La ley de condominio no señala con claridad las controversias que surgen en esos lugares y  cuando no pueden ser resueltos por ellos mismos, estos requieren ir al tribunal, fiscalías barriales o centros de mediación para conversarlos o, como sucede a veces, por intermedio de actos de violencia.

Creo que esa ley debe realizarse una revisión completa y que a la vez se creen instancias de mediación y conciliación que asistidos por personas mediadoras en sus conflictos para promover una convivencia pacífica y armoniosa entre estos.

En la actualidad existen otras instancias de resolución de conflictos en las que pueden acudir esas personas, en las cuales estos pueden solucionar sus situaciones de manera amigable con la asistencia de una persona especializada en mediación para arribar a un acuerdo amigable o de no ser así acudir con un profesional del derecho a los tribunales.

Además a la hora de elaborar los reglamentos y estatutos de convivencia en los condominios, sus habitantes deberían participar en su elaboración, tal como lo he planteado en ocasiones anteriores, para que todos realicen sus aportes y a la vez conozcan sus normas de funcionamientos y la respeten.

Cada día se hace más difícil la convivencia en donde las personas que deberían fomentar la unidad, amistad, hermandad y familiaridad, se levantan calumnias, mentiras; las cuales traen en consecuencia discusiones innecesarias y violencia.

Por favor sea usted la diferencia y promueva otra actitud de comportamiento y colabora para que los demás que comparte con usted haga lo mismo.

Publicidad

Publicidad