Martes, 11 de diciembre, 2018 | 9:01 am

La timidez infantil y su efecto en el desarrollo

Conducta. Puede hacer que el niño se pierda de un valioso repertorio emocional. Interacción. En los primeros siete años de vida se va construyendo el concepto que tienen de sí mismos.

21_vida-estilos_13_2p01


SANTO DOMINGO.-Las personas tímidas suelen pasar desapercibidas, aunque aun son muchos los que piensan que esto corresponde a una característica de la personalidad, pero en realidad no es así. Antes de entrar en detalles es necesario conceptualizar qué es.

De acuerdo a la psicóloga clínica Leyshy Cabrera, es un estado de ánimo que afecta la interacción social, acompañada de una importante falta de asertividad y constante búsqueda por escapar del contacto con otras personas.

El desarrollo infantil requiere de la interacción con otros niños y el entorno. Durante los primeros siete años de vida se va construyendo el concepto que tienen de sí mismos y parte de este está ligado al desarrollo de las habilidades sociales que obtienen en el intercambio de ideas y experiencias con sus pares.

La presencia de la timidez puede hacer que el niño se pierda de un valioso repertorio emocional que después llevará un tiempo recuperar, según explica la psicóloga, que tiene su consulta en el Centro Vida y Familia.
Los indicadores

Leyshy Cabrera dice que los principales indicadores son: • No toma iniciativa al momento de empezar contacto.
• Manifiesta ansiedad ante aproximaciones sociales.
• Evita actividades que son de su agrado.
• Manifestaciones psicofisiológicas: sudoración excesiva, malestares estomacales, tartamudeos y náuseas, entre otros.
• Se comporta adecuadamente en actividades siempre y cuando no se sientan expuestos. La psicóloga ofreció algunos tips para ayudarlos a superar este estado de ánimo, entre estos no exponerlos a situaciones sociales a las que evidencian resistencia, mostrarles comprensión y resaltar sus habilidades, hacerlos sentir que están seguros y que eso les sucede a muchas personas; motívalos a sobrepasar barreras y celebra sus logros por pequeños que sean.

Establece una transición que les permita facilitar el contacto, prohíbeles descalificarse cuando las cosas no salen como desea y busca apoyo profesional en caso de que sientas que no ha sido efectiva tu práctica.

Agregó: “Los niños requieren constante acompañamiento y soporte emocional durante su desarrollo, recuerda siempre invitarles a conocer sus habilidades y destrezas”. ¿Cómo ellos se comportan?

— Son muy reservados
Los niños tímidos experimentan conductas ansiosas, inatención, angustias, fobias, inseguridad e inadecuada autoestima. Estos tienen un comportamiento reservado y suelen ser más observadores en su entorno, aunque desean participar activamente en lo que sucede.