Jueves, 13 de diciembre, 2018 | 1:45 am

La sobre valoración de los vagones del metro



En octubre de 2007 advertimos públicamente que los 57 vagones metrópolis de la línea 1 del metro de Santo Domingo se habían comprado a la empresa francesa Alstom a razón de 1.6 millones de euros por cada vagón; mientras Shanghái había comprado los mismos vagones, a la misma empresa Alstom, a 850 mil euros, es decir que la Opret compró los vagones al doble del precio, con una sobrevaluación total de 2,283 millones de pesos.

En la misma fecha la Opret respondió que eso era fruto de que “En China los costos son inferiores porque a cada familia sólo se le permite tener un hijo, y que por eso la mano de obra china es más barata”. Vea usted que respuesta más ingeniosa.

Pero, al caerse esa absurda respuesta, Diandino dijo que, en el caso de Shanghái, Alstom sólo suministraría tecnología, insinuando que Puzhen suministraría los vagones, y demostramos que Alstom-Puzhen era un consorcio que recibía 210 millones de euros y tenía que entregar 246 carros metrópolis, y entonces Diandino no volvió a referirse al tema por no tener explicación creíble.

En este mes de abril de 2012 la Opret ha comenzado a recibir  parte de los 45 nuevos vagones que ha adquirido para la línea 2, y resulta que esos 45 nuevos vagones Metrópolis nos han costado 101.89 millones de euros, o sea, 500 millones de pesos más que los primeros 57 vagones Metrópolis comprados a la misma empresa Alstom, lo que quiere decir que ahora estamos comprando 12 vagones menos, pero estamos pagando RD$500 millones más, siendo los mismos vagones y siendo la misma empresa suplidora.

Pero lo más curioso es que mientras Shanghái compró cada vagón por 1.13 millones de dólares, la Opret compró los primeros 57 vagones a 2.15 millones de dólares, cada uno, y los nuevos 45 vagones los ha comprado a 3.01 millones de dólares, cada uno, es decir, casi un millón de dólares más por cada vagón, en relación al precio anterior pagado al mismo suplidor por los vagones  para la línea 1, y  casi 2 millones de dólares más en relación al precio pagado por Shanghai, para una sobre valoración de 166%, es decir, casi el triple del precio pagado por Shanghai.

Estos nuevos precios inflados para los nuevos 45 vagones de la línea 2 implican una sobre valoración de 1,500 millones de pesos en relación a la compra anterior para la línea 1, y una sobre valoración de 3,312 millones de pesos en comparación con los precios pagados por Shaghái por los mismos vagones metrópolis.

El país debe saber que Shaghái pagó a la Alstom 210 millones de euros y recibió 246 vagones, mientras la Rep. Dominicana pagó a la misma empresa Alstom 194 millones de euros por tan solo 102 vagones, y eso no tiene una explicación convincente de parte de la Opret y los dirigentes del PLD.

Hoy los dominicanos estamos comprando cada vagón a 3.01 millones de dólares, mientras Singapur está comprando el mismo vagón metrópolis a 1.5 millones de dólares, es decir, a la mitad, para una sobre valoración de 2,548 millones de pesos, en relación a lo pagado por Singapur.

Si comparamos los precios de los 57 vagones de la línea 1 del metro de Santo Domingo con los precios pagados por Shanghái,  y los precios de los 45 vagones de la línea 2 del metro de Santo Domingo con los precios pagados por Singapur, la sobre valoración es de 4,831 millones de pesos, pero si comparamos únicamente con los precios pagados por Shaghái la sobre valoración es de 5,595 millones de pesos.

La gran diferencia entre China y Rep. Dominicana es que quien sobrevalúa una obra pública en China es castigado con la pena de muerte, mientras quien sobrevalúa una obra pública en el gobierno del PLD es premiado con el apoyo y la distinción del gobierno, y por eso Shanghái compró los vagones al precio real y Rep. Dominicana pagó el doble del precio por los vagones de la línea 1,  y casi el triple del precio por los vagones de la línea 2.

http://eldia.com.do/image/article/99/460x390/0/C9BF43D0-8D2E-4C7E-945C-DEBE0FD31973.jpeg

Publicidad