Sábado, 8 de diciembre, 2018 | 12:21 pm

La sede para los desfavorecidos



El deporte dominicano centrará a partir de hoy toda su atención a los XIV Juegos Deportivos Nacionales que arrancan en la provincia Hermanas Mirabal.

Ahí estará compitiendo durante 10 días lo mejor del deporte aficionado.

Lo más importante de este evento es dar seguimiento a los nuevos valores que se están desarrollando en todo el país.

Uno de los problemas fundamentales en que ha estado sumido el deporte desde hace décadas es la falta de planificación.

No se le da el debido seguimiento a los atletas que demuestran que con trabajo y asesoría técnica pueden descollar en poco tiempo.

Es por eso que esos juegos, tal y como se venían realizando, no tenían razón de ser, porque sus resultados no son proporcionales a la inversión multimillonaria que se hace para su ejecución.

Esta edición debe servir para superar todos los inconvenientes del pasado, porque si se continúa como hasta ahora, lo mejor es que no se realicen, a pesar de que de unos días acá se nota una fiebre de representantes de distintas zonas del país para que les otorguen la sede de la próxima versión.

Hasta la fecha, Santiago, San Cristóbal, Hato Mayor-El Seybo, Azua-Baní- San José de Ocoa, están en “guerra” abierta en pos de obtenerla.

La próxima sede debe recaer en provincias que no han sido sede, con el objetivo de que logren una infraestructura deportiva acorde con los tiempos.

En ese tenor, la zona Valdesia (Azua, San José de Ocoa y Peravia), al igual que Hato Mayor-El Seybo, deben tener prioridad.

Pero esa decisión será netamente por conveniencia política, y el presidente Danilo Medina es quien tendrá la última palabra.

Publicidad