La reelección no coge exorcismo

luis-48





El tema de la reelección siempre gravitará en la atmósfera política dominicana, porque la historia ha demostrado que un impedimento constitucional no es obstáculo insalvable.

La Constitución de 1963 la prohibía, la de 1966 la restableció; la Constitución de 1994 la prohibió en períodos consecutivos; la de 2002 la restableció para un segundo período consecutivo y le agregó el “nunca más”; la Constitución de 2010 le quitó el “nunca más” y la permitía, aunque no de forma consecutiva, y la reforma de 2015 volvió a los dos períodos consecutivos y “nunca más”.

Entonces, hay motivos para creer que la Constitución se puede acotejar en materia de reelección a la conveniencia del gobernante de turno.

Por eso no pocos han tomado con la punta de los dedos aquello de que al presidente Danilo Medina no le interesa una modificación a lo establecido en la Constitución en materia de reelección.

Recuerden que por ahí anda un “simple transitorio”, que es lo que le impide a Danilo Medina presentarse como candidato a las elecciones de 2020, y que los famosos candados a los que aspira Leonel Fernández no han aparecido.

El fantasma de la reelección se resiste a ser exorcizado.

Publicidad
Publicidad