La primavera se viste de amarillo con el roble

Muestra sus abundantes y brillantes flores entre abril y mayo

sin-titulo


Santo Domingo.-Por ser un árbol caducifolio, que pierde sus hojas especialmente durante la estación de primavera, el roble amarillo se impone entre los meses de marzo y mayo con sus brillantes flores tipo campana, deleitando hasta al más indiferente de los mortales.

Este árbol originario de Surámérica y conocido científicamente como ‘Tabebuia Aurea’, bota las hojas como un mecanismo de ahorrar energía y dar más espacio al desarrollo de sus flores, que luego producen semillas.

“Es un verdadero indicador de que estamos en primavera, y justo a mitad del ciclo es cuando más notoriedad toma. Como todo ser vivo su objetivo es reproducirse y perpetuarse”, señaló Francisca Rosario, directora del Banco de Semillas Endémicas y Nativas del Ministerio de Ambiente.

Frutos deicentes

En su condición de dasónoma, Rosario explicó que los frutos de este árbol ornamental son “deicentes”, que se abren en la copa de la planta y sin necesidad de caer, como sus semillas son aladas y livianas (similar a la caoba), se dispersan con el viento, dando origen a otros árboles.

La referida especie puede alcanzar hasta ocho metros de altura y sus raíces no se expanden tanto, por lo que se mantienen semi superficiales. De ahí, su escogencia para el arbolado de la ciudad.

“Son un poco resistente, pero cuando se trata de tolerar vientos huracanados muy fuertes no aguantan mucho, su mayor uso es ornamental, como además en las zonas rurales se utilizan para empalizadas y también para dar sombra”, afirmo la ingeniera forestal.

Agregó que son comunes en diversos puntos de la urbe, especialmente en grandes áreas verdes, como además se han plantado en aceras de avenidas.

Publicidad
Publicidad