Martes, 13 de noviembre, 2018 | 5:05 am

La playa de Boca Chica recuperará el esplendor que le caracterizó

El plan de rescate permitirá liberarla por completo de tarantines, contaminación y acoso a visitantes

Radhamés Castro, alcalde de Boca Chica.  archivo
Radhamés Castro, alcalde de Boca Chica. archivo


Santo Domingo.- La playa Boca Chica, la más emblemática del país y cercana a la capital, será sometida a un plan de mejoramiento y liberación del área de baño, lo que representará “un salto a marcar un antes y un después” en esa demarcación.

Radhamés Castro, alcalde de ese municipio, adelantó que han denominado este como “el año de la desarrabalización de Boca Chica”, porque el momento lo exige, y por ser él un funcionario que conoce como la palma de sus manos los escollos que hay que salvar de ese balneario a mediados de este año o antes de Semana Santa. Ese trabajo, en coordinación con el Ministerio de Turismo, ha de devolverle el esplendor a esa playa desde el punto de vista natural y con las novedades tecnológicas del momento.

Entrevistado en los Coloquios de EL DÍA, el municipalista, que por dos décadas ocupó una curul en el Congreso, informó que empezarán a trabajar el polo turístico de esa comunidad, especialmente las calles Núñez, Duarte y la San Rafael, a partir de que sea remozada la plaza de las fritureras.

Eliminarán sombrillasas

“Eso va a tener un cambio totalmente diferente a lo que ha sido, y solo van a quedar allí 74 casetas arquitectónicas, de unas 300 estructuras; habrá un manejo sanitario y de higiene muy diferente. Ya las sombrillas y “parapetes” quedarán fuera y el control y manejo será distinto”, puntualizó Castro, tras especificar que no hay forma de cambiar esa decisión.

Señaló que Turismo ha hecho una gran inversión de unos cien millones de pesos, que se compadece con lo que sucederá; además, combatirán el acoso a visitantes que se registra allí.

Daño provoca espigón

Reconoció que Boca Chica tiene una área completamente dañada fruto de un espigón (rompeolas) que de no prestársele atención seguirá impactando a las 10 o 15 mil personas que llegan allá cada semana.

Malecón Vs. acceso

Otro proyecto en el que trabajan es el malecón de Andrés, Boca Chica, lugar donde está la playa de la Boya, única para surfear, como también crearán áreas de juegos infantiles y dispondrán de wifi. El proyecto incluirá el arreglo de las vías de acceso. Igual prometió un cambio con la pavimentación de los 12 barrios, en adición a ocho que ya pavimentaron, y procura alcanzar el 80 por ciento del poblado al término de la gestión.

Manejo desechos

El funcionario dijo que desde que asumió el cargo en 2017, se empeñó en el aseo y rescate del vertedero. Tratan de recuperar la frecuencia de rutas en el servicio de basura, y negocian la recolección con una compañía.

Destacó que es el único cabildo que cuenta con su permiso medioambiental para operar el vertedero en una colonia del ingenio Boca Chica. Reconoció que tienen un exceso de desechos que alcanza las 210 toneladas diarias, con la particularidad de que los desperdicios de los hoteles pueden generar daños a la salud.

Precisó que cuentan con 200 mil habitantes, pero entran 50 mil mensuales, y de 22 ligas de Baseball City que, junto a peloteros y familiares, tienen que darles servicios.

Faltan recursos

Sin embargo, los recursos que recibe la Alcaldía son insuficientes, apenas alcanzan un presupuesto de RD$12 millones de pesos. y lo peor es que las grandes estructuras, como el aeropuerto, hoteles y mega puerto no pagan impuestos.

“Un presupuesto de doce millones, en que se gastan diez entre nómina, recogida de basura y pago de vertedero, qué queda: dos millones para resolver obras y problemas sociales”, comentó Castro luego de significar que el Gobierno ha entendido esa situación y habrá de sensibilizarse, por lo que no pierde la esperanza de que el panorama cambie. Igual aspira a que la conciliación, respecto a la facturación eléctrica, ayude a un cambio.

Impuesto turístico

Dijo que cuando estuvo en el Congreso sometió un proyecto de ley para que las industrias turísticas paguen sus impuestos y fue reintroducido, que ha de ponerse en marcha.

En ese sentido deploró el que el aeropuerto genere más recursos en su parqueo que el presupuesto del Cabildo, y pese al uso de suelo no paga. Además de que estas empresas privadas no pagan por los daños de contaminación sónica. De ahí que buscan armonizar con el aeropuerto, megapuerto y camioneros que destruyen las vías para mejorar. No obstante, Castro valoró el apoyo de algunas entidades para la mejoría de los servicios.

Estructuras.

Alberga la esperanza de que el panorama cambie, ya que se desarrollarán más de 10 importantes proyectos de inversión en la demarcación.

Habitaciones. Solo el hotel Hamaca sumará 500 apartamentos; igual se levantarán otros hoteles.

“Estamos trabajando en una planta de tratamiento y el sistema sanitario de Boca Chica”, Radhamés Castro
Alcalde de Boca Chica