La participación conjunta disminuirá los feminicidios

El Comité de Mujeres Profesionales sugiere unificar criterios en programas preventivos

Martha Olga García y Flavia García abogan por un cambios en la relación entre hombre y mujer para que prime el presto.
Martha Olga García y Flavia García abogan por un cambios en la relación entre hombre y mujer para que prime el presto.


Santo Domingo.-Para eficientizar los programas de prevención que buscan evitar el auge de los feminicidios en el país es necesario que el Estado y las organizaciones sociales unifiquen sus planes. Así lo considera el Comité de Mujeres Profesionales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), entidad que desde el año 1969 desarrolla programas a favor de las mujeres dominicanas.

La exjueza de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) Martha Olga García y la exministra de la Mujer Flavia García de Gutiérrez, miembros fundadoras ese comité, consideran que tanto las autoridades como los representantes de la sociedad están conscientes de la problemática, por lo que entienden es tiempo de unirse para realizar un trabajo en conjunto.

La exmagistrada García también aboga por un cambio en los valores de la pareja.

“Si no hay una proyección de nuevos valores en el hombre y en la misma mujer, para tratarse uno con otro, no va a haber cambios”, especificó.

En tanto que Flavia García asegura que sin la labor conjunta será difícil evitar los feminicidios.

“Es que ya todos y todas estamos de acuerdo en que esto tenemos resolverlo de una manera o de otra”, aseveró, tras reconocer que desde el Gobierno se desarrollan planes concretos.

Otras necesidades

Las dos damas consideran que es necesario una aplicación estricta de las leyes para enfrentar el auge de los feminicidios.

Afirman que para eso es necesario que los actores del sistema de justicia entiendan que a través de la aplicación de las leyes garantizan seguridad a las mujeres necesitadas.

En el aspecto jurídico también abogan por cambios “en la manera como se enjuicia la vida”, y por la transformación “de las jurisprudencias” para proteger a las mujeres necesitadas.

También reclaman la construcción de más casas de acogidas para las víctimas de violencia, debido a que una mujer abusada necesita protección.

García de Gutiérrez precisó en ese sentido que junto a esas mujeres debe garantizarse también la integridad de los hijos, por lo que se hace necesario la construcción de casas que permitan ofrecer seguridad y tranquilidad a esa familia.

Ministerio de la Mujer

Las dos profesionales del Derecho coincidieron al manifestar que el cambio de nombre del Ministerio de la Mujer por el de Ministerio de la Familia no resolverá los problemas sociales que afectan a las mujeres dominicanas.

García de Gutiérrez enfatizó que “lo que puede hacer cualquier persona importante por el bien de la familia lo podemos ir haciendo no importa el nombre que tenga” la institución.

Consideró que el Ministerio de la Mujer ha realizado “un papel muy determinante y muy importante”.

En tanto que Martha Olga García agregó que adicional al Ministerio de la Familia debería crearse “un Ministerio de la Cultura de Paz” como forma de enfrentar la violencia.

Dijo que en el país se necesita promover “la comunicación social y la comunicación genérica”, por entender falta “un diálogo adecuado entre el hombre y la mujer”.

Tras manifestar que una nación crea o cambia los ministerios de acuerdo a sus necesidades, la exjueza consideró que “las mujeres en este país todavía necesitan una atención especial”, por lo que entiende que el Ministerio de la Mujer aun tiene su razón de ser.

Rescate hogar y la escuela

Flavia García consideró que la familia falló hace tiempo, por lo que al igual que Martha Olga entiende necesario y urgente rescatar ese núcleo social.

Ambas abogan porque desde el hogar se promueva el respeto a Dios , a la vida y a los profesores. “Creo que el temor de Dios por un lado, y el respeto por el ser humano son los valores más grandes que uno puede tener”, especificó la magistrada García.

Otros valores que señala deben “sembrar” en la familia son honestidad, integridad, verdad, lealtad y servicio.
Tras identificarse la posición de la magistrada García, Flavia agregó que también deben promover el interés por la escuela.

“Un maestro era verdad que era una segunda mamá y un segundo papá. Yo creo que hay que rescatar muchas cosas, pero hay dos cosas fundamentales, el hogar y la escuela”, dijo.

Agregó que en el hogar “se afianza la paz y la violencia”, por lo que pide mayor atención para ese núcleo social.

Publicidad
Publicidad