Viernes, 17 de agosto, 2018 | 5:52 am

La parálisis del análisis



Para este momento la mayoría de las decisiones que tomamos en la primera semana del año están aún pendientes de empezar o ya hemos desistido de ellas. ¿ Cual es la razón por la que tantas personas tiene dificultad empezando algo nuevo o desconocido aún teniendo la posibilidad de que les traiga beneficios ?

En mi opinión tiene mucho que ver con lo que nuestro medio nos ha inculcado desde pequeños. Ideas que se adueñan de nuestra voluntad y que son más fuertes que nuestro deseo de cambiar alguna circunstancia o hasta el nivel de vida.

Estas 4 son las razones que veo más arraigadas entre personas capaces pero que no se atreven:

Miedo a equivocarse: desde pequeños nos premiaron y alabaron por nuestros logros en lugar de premiarnos y alabarnos por nuestro esfuerzo. “Si no gano no soy merecedor” es lo que queda insinuado en nuestra mente, sin embargo todos sabemos que al empezar algo vamos a fallar de camino al éxito, de forma que premiando el esfuerzo y el avance progresivo estamos creando una cultura de entusiasmarse con el camino más que con el destino. Necesitas enfocarte en el resultado y estar dispuesto a pasar el proceso.

Presión social: el perder dinero en un proyecto o soltar ingresos actuales para liberar tiempo a utilizar en perseguir nuestro proyecto puede generar un cambio de status social, puede traer como consecuencia tener que bajar “el nivel”, que los “amigos” (ver comillas, muy importantes las comillas) ya no nos vean igual porque “caímos en malas”. Este es un miedo en nuestra sociedad casi equiparable al de la muerte. A veces no es solo el miedo a perder y no poder seguir el ritmo de vida acostumbrado, es también la negación a bajar el nivel para tener la disponibilidad de capital o tiempo para emprender nuestro proyecto.

Necesidad de perfección: son las personas que dicen que si van a hacer algo tienen que hacerlo bien. Solo están escondiéndose detrás de su necesidad de sentir que todo va a salir a la perfección antes de ellos empezar a moverse. Este sentimiento está muy ligado a los dos anteriores. ¿Como luzco si fallo ? ¿Qué pierdo si fallo?

Desconocimiento del proceso creativo: muchos de los inventos más espectaculares que ha visto la humanidad han sido resultado de experimentos fallidos. El proceso creativo consiste en “fallar con entusiasmo hasta lograr el éxito”. Pero eso no es lo que vemos en nuestro trabajo, ni vimos en nuestra etapa de estudiante. En esos ambientes fallar puede ser fatal.

Podríamos citar otras razones pero la mayoría gira alrededor de estas 4 que a su vez son todas parte de la forma como fuimos educados por el sistema y nuestros padres, profesores, entrenadores y otros. Es muy esperanzador ver como el sistema más moderno de educación está variando hacia premiar el esfuerzo además del logro y de motivar a los niños a atreverse sin temor a no lograrlo, de hecho animándolos a fallar para que se acostumbren a la sensación y puedan lidiar con ella.

Creo que vamos bien hacia el futuro. Tú que ya estás viviendo tu futuro, tú debes hacer un esfuerzo. Edúcate, desarrolla tu Ser y rodéate de personas que te motiven con su ejemplo, ve hacia tus sueños, porque el esfuerzo siempre termina siendo vencedor.

“La felicidad consiste en soñar, el éxito en ver cumplidos los sueños”

Sígueme en FB, Linkedin, IG @aguileralberto

Alberto Aquilera

Publicidad