Jueves, 18 de octubre, 2018 | 1:34 pm

La nueva física de los servicios financieros: cómo la IA transforma la industria

Gilles Maury, Director  Ejecutivo Consultoría Deloitte República Dominicana
Gilles Maury, Director Ejecutivo Consultoría Deloitte República Dominicana


NUEVA YORK, EE.UU. — La inteligencia artificial (IA) cambia rápidamente la forma en que las instituciones de servicios financieros atraen y retienen clientes y necesitará nuevos modelos de colaboración entre competidores, de acuerdo con un nuevo informe del Foro Económico Mundial con el apoyo de Deloitte.

El informe La nueva física de los servicios financieros explora cómo la IA transformará las realidades de instituciones financieras al cambiar de forma radical las operaciones front- y back-office (de cara al cliente y en el ámbito interno), creando cambios mayúsculos en la estructura y la regulación de mercados financieros y evidenciando desafíos críticos que la sociedad debe resolver.

“IA está transformando con rapidez los atributos necesarios para construir un negocio exitoso en servicios financieros”, dice Rob Galaski, líder consultor de Global Banking & Capital Markets de Deloitte. “Dado que la IA impulsa la eficiencia operacional, las economías de escala solas no podrán sostener ventajas de costos. En el futuro, las instituciones financieras se construirán sobre la escala de datos y sobre la habilidad para mejorar esos datos”.

Para Gilles Maury, Director de Consultoría de Deloitte, el sector financiero ha sido una industria pionera en invertir en la transformación digital, a través de implementación de canales digitales, atención omnicanal de los clientes, capacitación hacia una cultura digital y empleo de la metodología ágil para la ejecución de proyectos transversales.

Sin embargo, la actividad se encuentra frente a una disrupción radical. Maury indica que la inteligencia artificial surge como un diferenciador capaz de convertir los datos de la organización en valor para los clientes mediante nuevas soluciones y permitiendo una relación más personalizada con los clientes.

El reto está en que operar con este nuevo modelo implica un rediseño total de la entidad financiera. Esta será el corazón de un ecosistema en el que participan proveedores de tecnología en la nube o fintech. “El banco o la aseguradora dejará gran parte de sus expertos a estos entes, mientras se enfocará en el conocimiento de su cliente”, comenta Maury.

Así, puntualiza, las organizaciones que se rehúsen a esta revolución y mantengan altos costos de operación, así como las que no logren convertirse en imanes para proveedores de innovación, podrán perder su competitividad y sus oportunidades en el mercado.

“Los impactos transformadores de la IA requerirán un nivel de compromiso público-privado para comprender y moldear de manera continua el futuro de los servicios financieros”, dice R. Jesse McWaters, líder de Innovación Financiera del Foro Económico Mundial. “Mientras las preguntas emergentes sobre protecciones al consumidor y los riesgos sistémicos siguen siendo competencia de los reguladores, responder con efectividad a esos desafíos demandará colaboración entre interesados públicos y privados, con el fin de resolver incertidumbres regulatorias y administrar los riesgos y oportunidades de la IA en los servicios financieros”.

El informe identifica nueve hallazgos claves que demuestran cómo la IA cambia la física de los servicios financieros, debilitando los lazos que históricamente han mantenido unidas a las instituciones financieras, mientras crean nuevos centros de gravedad donde capacidades viejas y nuevas se combinan de formas inesperadas.

Estos hallazgos son Centros de costo por centros de ganancias, Un nuevo campo de batalla por la lealtad de los consumidores, finanzas autodirigidas, soluciones colectivas para problemas compartidos, bifurcación de la estructura del mercado, incómodas alianzas de datos, el poder de los reguladores de datos, adaptar estrategias de talentos y nuevos dilemas éticos.