La ley de partidos



La Junta Central Electoral, la anterior y la actual, ha sido insistente en la necesidad de la aprobación de la ley de partidos, ya que vendría a ser la reglamentación para que las organizaciones tengan que ajustarse a las normas establecidas.

Esta legislación fijará topes a las finanzas para las campañas y el esclarecimiento del origen de los recursos. Es decir, las dudas sobre el financiamiento serían cosas del pasado, y así habría un filtro para el dinero de actividades ilícitas que permean al sistema político.

¿Qué pasa?

La ley de partidos tiene 15 años en el Congreso Nacional, porque ningún partido quiere ser regulado ni que la Junta Central Electoral tenga potestad en sus procesos internos, principalmente en lo atinente a la elección de sus candidatos mediante primarias abiertas reguladas por ese organismo.

Es decir, que intereses han impedido su aprobación.

Publicidad
Publicidad