La inmortalidad en RD

Hugo López Morrobel
Hugo López Morrobel


El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano es una entidad sobre la que pesa una de las más delicadas misiones, la escogencia de los atletas a la inmortalidad.

Hasta el momento se han realizado 50 actos de exaltación de hombres y mujeres que han dado lo mejor de sí por el deporte nacional.

Sin embargo, el Pabellón ha escogido a atletas y propulsores que definitivamente no merecen estar allí, porque ingresar a la inmortalidad debe ser un honor reservado a la excelencia deportiva.

Desde hace años, atletas que se sienten con méritos suficientes se quejan de que han sido excluidos, pero no han encontrado eco ni una cuña, porque hay que ser responsable, y algunos de los que hoy ostentan la inmortalidad llegaron “josiando” con el apoyo de amigos incrustados en el Pabellón.

Muchos con números suficientes no lo han logrado, debido a su bajo estatus social: los que no tienen quién les escriba.

Por años, el Pabellón ha sido un coto cerrado, donde la decisión es de un puñito, la mayoría alejada por completo de las actividades deportivas.

Dionisio Santana, recién electo presidente , tiene la oportunidad de democratizarlo, aunque es una tarea que muy pocos se atreven a poner en práctica.

Publicidad
Publicidad