Martes, 25 de septiembre, 2018 | 1:41 am

La habilitación de centros es la garantía de la calidad

Alberto Díaz señala que en proceso verifican todos los detalles que lo componen

Su ejecución debe tardar 45 días, siempre y cuando cumpla con todo los requerido.
Su ejecución debe tardar 45 días, siempre y cuando cumpla con todo los requerido.


Santo Domingo.-Para habilitar un establecimiento o centro que quiera ofertar salud este debe someter una solicitud ante la Dirección de Habilitación y Acreditación del Ministerio de Salud (MSP), su ejecución debe tardar 45 días, siempre y cuando cumpla con todo los requerido por las autoridades.

El director de Habilitación, Alberto Díaz, resaltó que el permiso que otorgan las autoridades sanitarias es la garantía de que lo que allí recibirá la persona es sinónimo de calidad.

Recomendó a la población verificar siempre que el centro de salud a donde acudan tenga su habilitación, ya que la normativa establece que debe estar en un lugar visible para todo el mundo.

Dijo que tan pronto se depositan los documentos ante la entidad, ellos tienen 15 días para responder con una inspección.

Pero durante este proceso se podría pausar si faltara algún documento en el expediente y por eso se le explica al solicitante los documentos que debe aportar.

Díaz citó que el tope máximo de habilitación que se le da a un prestador es de cinco años, pero cuando se le otorga este tiempo es porque viene con una práctica de buen manejo, es decir, que siempre que se le ha hecho inspección se ha mantenido en un 90 %.

“La primera vez se le otorga por un año y de acuerdo al comportamiento se va aumentamdo”, relató.

Dijo que a la hora de entregar la licencia ellos manejan dos estándares: crítico y necesarios.

“El primero es un estándar que no es negociable y que puede poner en riesgo tanto al usuario del servicio como al empleador mismo”, indicó.

Casos de emergencia

Puso de ejemplo lo que sería un carro de parto en una emergencia, ya que ese elemento es clave en esa área y si le falta no se habilita ese servicio.

Díaz explicó que un estándar necesario no pone en riesgo, quizás un zafacón, que no pone en riesgo pero se requiere. Otro elemento que resaltó fue que ellos verifican que el recurso humano que labora allí tenga su aval.

Novedad

Dentro de los cambios que implementa la dirección está el uso de un Sistema Informático de Habilitación (SiHA), para que los prestadores puedan ver su estatus y hacer su habilitación.