Sábado, 18 de agosto, 2018 | 8:06 am

La explotación laboral infantil atrapa a unos 323 mil niños RD

Reducción. Tanda escolar única y estancias mejoran situación. Reto. 2021, declarado por la OTI año para eliminación de dicha práctica.

En  la Abraham Lincoln niños venden llaveros para  comprarse sus  ropas .  YANET FÉLIZ
En la Abraham Lincoln niños venden llaveros para comprarse sus ropas . YANET FÉLIZ


SANTO DOMINGO.-“Hey, cómpreme algo…”. La voz quebradiza y tímida de José (nombre ficticio), ofertando sus dulces al mejor postor, a las 10:00 de la noche en el Malecón de Santo Domingo, cambió el ánimo al paseo que con entusiasmo habíamos iniciado horas antes, al ver el drama que golpea a muchos infantes.

Con una bandeja a cuesta su pasarela parecía no tener fin, a pesar de que la generalidad de los niños duerme a esa hora para integrarse a la escuela en la mañana siguiente.

Él forma parte de los 323 mil niños, equivalentes al 12.8 por ciento de la población infantil, explotada laboralmente en el país, que hasta el año 2014 registró la Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR –MICS).

Al conmemorarse este martes 12 el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, José no es el único en esa condición.

Con 11 años de edad, lleva tres que dejó las aulas porque no sacaba buenas notas y se dedicó a vender dulces para ayudar a su madre soltera y desempleada, con quien vive junto a su abuela en el sector Los Guaricanos.

 El parque Enriquillo es un foco menores de haitianos  lustrando zapatos .  JOSE DE LEÓN

El parque Enriquillo es un foco menores de haitianos lustrando zapatos . JOSE DE LEÓN

Su deseo de ser ingeniero está a punto de ser una utopía, ya que sale temprano de la tarde a esa rutina y regresa a la casa alrededor de las once de la noche.

Otros José

Su historia se repite en varios puntos del Gran Santo, como la Zona Colonial, las avenidas Duarte, San Vicente de Paúl, carretera Mella, la Isabel Aguiar, 27 de Febrero, Las Hermanas Mirabal con Charles de Gaulle, con otros infantes que lustran zapatos, venden arepa, limpian parabrisas de vehículos y realizan otras actividades en busca de beneficios económicos para contribuir al bienestar sus familias, monoparentales, desempeladas y de crítica condición económica.

El mayor grueso del problema se registra, especialmente, en las áreas rurales, donde menores son involucrados en tareas agrícolas y otras formas de trabajo peores, incluso la explotación sexual, penada hasta con diez años de prisión en el país.

Implicaciones

Para Andrea Cid Pascuali, oficial temporal para República Dominicana de Protección para el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la explotación laboral infantil para América Latina sigue siendo una problemática.

Afirma que hay países que alcanzan índices desde un 25 % a un 30 % de explotación laboral infantil, lo que es relacionado a las creencias culturales, accesibilidad y calidad de los servicios públicos.

“Esto representa una violación de los derechos del niño, ya que al cubrir jornadas de trabajo hasta de ocho horas, dejan de crecer en sus conocimientos, el disfrute del juego y disminuyen su capacidad de enfrentar el mundo adulto”, externó Cid.

Eso equivale a que los menores que se involucran en trabajo en edades de 5 a 14 años, no puedan asistir, en el caso del país, a la jornada escolar. El Código de Trabajo dominicano, prohíbe el trabajo infantil.

Desde esa etapa hasta completar la mayoría de edad, los infantes pueden ejercer algunas tareas supervisadas por sus padres y bajo ciertas condiciones de horarios reducidos, que no irrumpan su posibilidad de desarrollo integral en labores específicas.

Cid ponderó el hecho de que República Dominicana ha bajado los niveles de explotación laboral infantil, que en 2009 rondaba los 400 mil niños, gracias a diversos programas sociales puestos en marcha por el Gobierno, como la implementación de la Jornada Escolar Extendida; las estancias infantiles y la creación de empleos que ayudan a las familias, y estas dan mejores soportes a los niños a temprana edad.

Acciones

Gladys Sofía Azcona, viceministra para Sectores Vulnerables y Trabajo Infantil del Ministerio de Trabajo, afirmó que vienen implementando y coordinando una serie de políticas que ayudarán a erradicar el trabajo infantil en el país, a partir del Decreto 144 -97, que creó el Comité de Lucha Nacional Contra el Trabajo Infantil, compuesto por el Ministerio de Educación, Ministerio Público, el Gabinete Social y los sectores empleador y sindical.

“Una medición en el año 2000, con 8 millones de habitantes, reflejaba que teníamos una gran cantidad de niños trabajando. De ahí hemos hecho grandes trabajos que arrojan que ha disminuido a un 12.8 % el trabajo infantil, equivalentes a 132 mil niños que están fuera, con la aplicación de políticas públicas del Estado”, detalló la funcionaria.

Azcona especificó que tienen 48 Comités Directivos Locales de Lucha Contra el Trabajo Infantil, distribuidos en las provincias y municipios, en coordinación con los Comités Directivos de Lucha, además de crear veedurías llamadas Cédulas de Vigilancia (que van por 25) junto a los gobiernos locales.

Gladys Ascona dijo que tienen presencia especialmente en polos turísticos, el primero de estos en Guayacanes, Juan Dolio, Boca Chica y uno en Sosúa, donde puede haber indicios de explotación sexual, una de las peores formas de trabajo, entiéndase trata y tráfico, explotación sexual comercial, el consumo de sustancias controladas y el trabajo peligroso la insalubridad.

Acuerdos buscan revertir el malestar

Estatus. De los 323 mil niños en labores de 5 a 17 años en el país, el 22 % corresponde a los sectores más pobres y el 7.2 % a los más ricos.

El país ocupa el décimo lugar en América Latina y el Caribe con mayor porcentaje de menores trabajando. El trabajo infantil es más acentuado en las zonas rurales.

Vía la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el país es signatario de los Convenios 138, 177 y 182 , que regulan y buscan erradicar este malestar.