X
    Categorías: Columnas

La disminución de la libido  (Primera parte)

A la mayoría de las personas les cuesta hablar de la disminución del deseo sexual, se sienten avergonzadas, más, es una situación que la viven tanto mujeres como hombres. La libido es básicamente el interés sexual que tiene una persona, siendo diferente en cada una.

Su disminución  significa ausencia de fantasías sexuales y poco deseo de tener actividad  sexual con su pareja.

Generalmente no le da importancia, pero puede esconder muchos trastornos físicos, también emocionales y volver las relaciones coitales dolorosas y frustrantes para el compañero sexual y para sí mismo, ya que cuando existe este trastorno  las personas tienen intimidad forzadas.

En caso del hombre, no puede tener una adecuada erección, esto podría a la larga desencadenar un trastorno de disfunción eréctil, entre otros.

En la mujer es causa de dolor al coito, pues al no tener deseos es probable que no se excite lo suficiente para lubricar su vagina y recibir el pene con facilidad, esta resequedad vaginal le produce molestias a la penetración, que puede llegar a dolor físico y desencadenar luego de un tiempo trastornos de vaginismo y otras disfunciones sexuales.

Diferentes causas son responsables de este trastorno. Existen causas orgánicas (trastornos de enfermedades, medicamentosas que influyen directamente en la respuesta sexual humana, alteraciones hormonales de diferentes etapas de la vida), causas psicológicas (traumas de la infancia o adolescencia, experiencias sexuales traumáticas, problemas de la relación de pareja) e incluso se puede deber a factores culturales y sociales.

En las próximas columnas clarificaremos más.

Este website usa cookies.