Domingo, 18 de noviembre, 2018 | 12:47 am

La diabetes: cómo cuidarte de ella

Compleja. Es la primera causa de ceguera, insuficiencia renal, amputaciones no debidas a traumas e incapacidad prematura. Tratamiento. Se debe cambiar el estilo de vida.

info-diabetes


La cardiopatía isquémica y los infartos cerebrales son las causas más frecuentes de muerte entre las personas con diabetes, asegura Jenny Disla, endocrinóloga e internista en los Centros de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat).

“La diabetes por sí sola confiere un riesgo cardiovascular aumentado. Además, la diabetes es la primera causa de ceguera, insuficiencia renal, amputaciones no debidas a traumas e incapacidad prematura y se encuentra entre las diez primeras causas de hospitalización y solicitud de atención médica”, agrega la doctora. La prevalencia mundial (normalizada por edades) de la diabetes casi se ha duplicado desde ese año, pues ha pasado del 4,7 % al 8,5 % en la población adulta.

En dicho informe sobre la diabetes, la Organización Mundial de la Salud pone de relieve la enorme escala del problema, así como el potencial para invertir las tendencias actuales.

Por otro lado, la Sociedad Latinoamericana de Diabetes, en 2011 estimó que la prevalencia de diabetes era de 9.2 % entre los adultos de 20 a 79 años, sólo Norteamérica (10.5 %) y el Sur de Asia (10.9 %) tenían tasas mayores. De los 371 millones de adultos que viven con diabetes, 26 millones (7 ) residen en Latinoamérica.

“El crecimiento en el número de casos esperado para 2030 es mayor en nuestros países que lo pronostican en otros. Se espera para entonces habrán 39.69 millones de casos y que el 45 % de los pacientes con diabetes no saben que lo son”, detalla la galena.

“La diabetes mellitus se trata de una enfermedad crónica y compleja que requiere de cuidado médico continuo con estrategias para reducción de riesgo que van más allá del simple control glucémico”, agrega.

Clasificación

Muchos se refieren a la enfermedad como “diabetes”. Sin embargo, desconocen que esta condición se clasifica en diabetes tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional.

Cuando se habla de diabetes tipo 1, la doctora dice que es aquella que se presenta por una destrucción autoinmune de las células que producen la insulina, conllevando a una deficiencia absoluta de la misma. Mientras que la diabetes tipo 2, se desarrolla cuando el paciente tiene una pérdida progresiva de la secreción de insulina, frecuentemente, asociada a defecto en la acción de la insulina.

Al hablar de la diabetes gestacional, esta se diagnostica durante el segundo o tercer trimestre del embarazo, y se da cuando las hormonas del embarazo bloquean el trabajo que hace la insulina. También se pueden dar tipos específicos de diabetes debida a otras causas.

Conoce los síntomas

Los pacientes con diabetes presentan síntomas y signos relacionados a la hiperglucemia. Muchos pacientes con diabetes tipo 2 tienen un inicio lento y silencioso de la hiperglucemia y la enfermedad puede ser relativamente asintomática al inicio.

El diagnóstico se hace muchas veces al notar elevaciones de la glucosa en sangre u orina durante la realización de laboratorios de rutina, de ahí la importancia del chequeo preventivo.

El cuerpo da “señales” de qué tipo de diabetes puedes estar padeciendo, y puede ser el paciente tenga años con la condición sin saberlo, asegura la endocrinóloga.

“Se estima que al momento del diagnóstico, un paciente con diabetes tipo 2, ya tiene un promedio de 3-5 años padeciendo la enfermedad. Llegan con todos los síntomas, tales como calambres, fatiga, prurito o picazón generalizada o aumento de infecciones genitales”, cometa.

Sus complicaciones

Como toda enfermedad, la diabetes también puede tener sus complicaciones.
Disla dice que la diabetes crónica puede provocar neuropatía, retinopatía, nefropatía diabética, aterosclerosis y como consecuencia accidentes cerebrovasculares e infarto miocárdico.

Estas pueden ser diagnosticadas de manera oportuna con la realización de estudios en el seguimiento y manejo integral del paciente diabético.

Los pacientes con diabetes deben realizarse evaluación oftalmológica, pruebas renales como depuración de creatinina y proteinuria, evaluación del pie, evaluación cardiovascular, al menos una vez al año.

La galena destacó que la diabetes tipo 2 cuenta para el 90 al 95 % de todos los pacientes con diabetes.
La mayoría de estos pacientes están en sobrepeso u obesidad, con una distribución de la grasa corporal a predominio abdominal.

Disla al explicar de los factores de riesgo indicó: “El riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 aumenta con la edad, la obesidad, ausencia de actividad física, en mujeres con diabetes gestacional previa, paciente hipertensos o con aumento del colesterol y predisposición genética, más que la diabetes tipo 1”.

8,5 % DE LA POBLACIÓN.
Adulta en todo el mundo padece de diabetes en la actualidad.

2014 ALREDEDOR.
De 422 millones de adultos en el mundo tenían diabetes, frente a los 108 millones de 1980, según las estimaciones del Informe Mundial de 2016 de la OMS.

Apuesta a una vida saludable

En cuanto al tratamiento de la diabetes, los cambios en el estilo de vida son fundamentales. Esto hace referencia a una alimentación baja en carbohidratos y grasas saturadas, realizar actividad física, no fumar y educarse sobre esta.

“Quienes padecen de diabetes, además de hacer cambios significativos en su estilo de vida, debe recibir terapia farmacológica, que en el caso de los pacientes con diabetes tipo 2 pueden ser medicamentos vía oral o medicamentos inyectados como la insulina o análogos del GLP-1”, dice Disla.

Es importante que las personas con riesgo de padecer diabetes incluya las prueba de glicemias en los laboratorios de rutina como manera preventiva. Además mejorar sus hábitos alimenticios y evitar el sedentarismo.

La diabetes tipo 1 representa el 5 al 10% de los pacientes con diabetes mellitus, se presenta, principalmente, en niños y adolescentes.