La delincuencia vuelve a sembrar el temor en el país

Violencia continúa cobrando víctimas; mientras director general de la Policía dice que disminuye

30/06/2017 ELDIA_VIERNES_300617_ Nacionales12


Santo Domingo.-El remanso de paz que en el pasado era el hogar para las familias dominicanas, hoy es apenas un lugar en donde no se sienten seguros, debido a la escalada delictiva que azota y que no respeta hora ni lugar.

Los hechos registrados en los últimos días aumentan la preocupación de la ciudadanía y a su vez contradicen al director general de la Policía, quien asegura que los niveles de delincuencia “están por debajo de épocas anteriores”.

El caso más reciente de una serie de robos ocurrió la madrugada de ayer, cuando una pareja que dormía de manera plácida en su hogar, de la urbanización Jardines de Genoveva, en Santo Domingo Norte, fue despertada de manera abrupta por tres individuos que habían penetrado a su residencia.

Los malhechores los encañonaron, desconectaron el teléfono y les quitaron los celulares para que no dieran la voz de alerta.

Luego de tomar prendas y dinero, huyeron en el vehículo propiedad de la familia. Un vecino que vio el escape de los tres asaltantes avisó a la Policía, que posteriormente los interceptó, iniciándose una breve persecución que terminó cuando los cacos embistieron la patrulla, para continuar la huida corriendo por unos matorrales.

Otros hechos

La madrugada del martes, desconocidos penetraron a la residencia del director de Regulaciones de la Superintendencia de Electricidad, Francisco José Ramón Acosta, amordazándolo junto a su esposa Nítida Domínguez, sustrayendo dinero, prendas y una yipeta.

Acosta dijo a los agentes que los individuos envenenaron al perro y penetraron por una de las puertas corredizas de la casa.

Ese mismo día fueron hallados brutalmente asesinados, en el interior de su apartamento, María del Carmen Revaldiera Cordero y Carlos Carrera Amil, en un hecho ocurrido en el sector Gazcue.

Según la Policía, el móvil del doble crimen fue el robo; como principal sospechoso señala al conserje del residencial Escorial V, identificado como Francisco Durán Rosario, de 21 años, quien habría actuado junto a Joel Antonio Mañón (el Cacón), quien se entregó a las autoridades .

Violencia cobra más vidas

Las víctimas más recientes de la ola violenta se registraron el miércoles, donde cuatro personas perdieron la vida en diferentes sucesos registrados en el Distrito, Santiago y Bonao.

En un confuso incidente en el sector La Ciénaga de esta capital perdieron la vida el capitán del Ejército Máximo Familia Valdez, y el segundo teniente de la Policía Municipal Virgilio Sánchez de la Cruz, quien fue linchado por una turba por supuestamente participar en la muerte del militar.

Ese mismo día, en el municipio de Navarrete fue ultimado a tiros por desconocidos Félix Manuel Mena, activista del movimiento Marcha Verde.

De igual forma, fue ejecutado por dos individuos Juan Carlos García Mejía, de 25 años, quien se desempeñaba como administrador de una finca en Bonao.

Publicidad
Publicidad