Viernes, 16 de noviembre, 2018 | 7:12 pm

La criminalidad es cuatro veces mayor donde se vende alcohol, según estudio

portada-vida-26p01


Edimburgo.- La tasa de criminalidad es cuatro veces más alta en las áreas donde existe una mayor concentración de bares y tiendas que venden alcohol, según un estudio presentado hoy por la organización benéfica Alcohol Focus Scotland de Escocia.

La investigación, realizada en colaboración con las universidades de Edimburgo y Glasgow, reveló que las tasas de mortalidad y lesiones relacionadas con el alcohol también son mayores en los vecindarios con mayor suministro de este tipo de bebidas.

Se analizó la información de un total de 6.976 áreas vecinales de Escocia y se descubrió que hay un 40 % más de disponibilidad de alcohol en las zonas más desfavorecidas, con casi el doble de ventas.

Durante la presentación del informe hoy en Glasgow, Alcohol Focus Scotland pidió que se incrementen los controles para expedir licencias de venta de bebidas alcohólicas.

La directora ejecutiva de esta organización, Alison Douglas, dijo que la investigación “destaca la clara relación entre la disponibilidad de alcohol y una serie de problemas graves que sufren las comunidades”.

“Hace tiempo que sabemos que si queremos reducir el daño causado por el alcohol, debemos tomar medidas para determinar cómo de fácil es obtenerlo”, destacó.

Escocia será pionera en implantar a partir del próximo 1 de mayo un precio mínimo por unidad de alcohol cifrado en 50 peniques (55 céntimos de euro) para desincentivar su compra, que según Douglas, “salvará las vidas de cientos de escoceses”.

Precisó, sin embargo, que si el objetivo es “cambiar el rumbo” sobre esta problemática social, las medidas deben también abordar “la disponibilidad” que existe de esta sustancia.

Will Linden, de la Unidad de Reducción de la Violencia en Escocia, dijo que esta región del Reino Unido “tiene una relación tóxica con el alcohol que llena departamentos y cárceles”.

“Alrededor de la mitad de los delitos violentos en Escocia están relacionados con el alcohol. Debemos abordar la sobreoferta actual de alcohol en nuestros pueblos y ciudades, y crear un entorno más positivo para todos, especialmente para nuestros niños”, puntualizó.