Martes, 16 de octubre, 2018 | 9:30 pm

La actriz porno Stormy Daniels revela Trump “lo tiene pequeño”

"Es más pequeño que la media, pero no especialmente pequeño", explica la actriz en un adelanto de su libro que saldrá al público en mes próximo.
"Es más pequeño que la media, pero no especialmente pequeño", explica la actriz en un adelanto de su libro que saldrá al público en mes próximo.


La actriz porno Stormy Daniels (de nombre real Stephanie Clifford) ha provocado una enorme curiosidad con el contenido de su libro Full Disclosure, que se podría traducir como Completa Revelación.

En el adelanto al periódico The Guardian del trabajo, previsto para estar en las librerías el 3 de octubre, la estrella del porno ofrece detalles sobre el pene del presidente de EEUU, Donald Trump, que ha preferido no contestar todavía.

Un silencio que llama la atención viniendo de un hombre que se ha enzarzado con cualquiera sobre cualquier asunto aunque fuera irrelevante.

“Es más pequeño que la media, pero no especialmente pequeño”, explica la actriz porno en el texto. Unos detalles que han provocado artículos de opinión sobre si es lícito reírse del tamaño del pene del presidente, cuyo exabogado pagó a esta actriz porno y la chica playboy, Karen McDougal, por su silencio antes de las elecciones de noviembre de 2016.

Stormy Daniels y Donald Trump tuvieron una relación en 2006.

Stormy Daniels y Donald Trump tuvieron una relación hace poco más de una década.

“Él sabe que tiene un pene poco usual. Es una gran cabeza de champiñón. Como un hongo venenoso”, indica en uno de los párrafos. “Estaba tumbada, molesta porque tenía el vello púbico del Yeti”, desvela la actriz porno en otro párrafo.

“Puede haber sido el sexo menos impresionante que he tenido nunca, pero claramente él no compartía esa opinión”, relata Stormy de su encuentro con Trump, con el que reconoce que mantenía el contacto con la esperanza de poder participar en su concurso de televisión.

Stormy Daniels también recuerda el momento en el que estaban viendo en la televisión el programa Shark Week sobre tiburones. Era 2007. Entonces, sonó el teléfono.

Era Hillary Clinton, que en ese momento se disputaba con el entonces senador de Illinois, Barack Obama, la candidatura presidencial del Partido Demócrata.

“Más de locos fue cuando Hillary Clinton llamó. Toda la conversación fue sobre las elecciones, en repetidas ocasiones mencionó ‘nuestro plan’. Pero incluso cuando hablaba por teléfono con Hillary, su atención se centraba en los tiburones”, desvela la actriz porno.

 

Tomado de elmundo.es