Justicia de vara flexible y venda transparente

luis-12





La mitología griega le atribuye a la diosa Temis ser hija de Gea y Urano, dos dioses que representaban la Tierra y el cielo. Así el poder de esta deidad, que representa la ley, se coloca por encima de lo humano y debajo de lo divino.

Ante la superioridad de los habitantes del Olimpo, Temis tenía más que hacer entre los humanos, los que tenían más influjo de su madre Gea.

Así, Temis se encargaba por la impartición de justicia, y para no distinguir entre un humano y otro usaba una venda para aplicar la ley con la firmeza de la espada y el equilibrio de la balanza.

Temis se pasea por el mundo, y al parecer escogió este paradisiaco territorio para vacacionar. En la República Dominicana usa una venda transparente y una vara flexible.

No todos son medidos igual, por eso mira a quien se la aplica.

Ha escuchado que lo más parecido a un dios, a sus iguales, es un poderoso.

A través de su venda transparente logra identificarlos para poder darle un trato preferente, mientras que a los miserables mortales los mide con rectitud y a veces hasta con exceso, para dar ejemplos.

Robarse siete libras de yuca lo hace merecedor del mayor de los castigos, impuesto por adelantado disfrazado de medida de coerción. Si el delito es de élite, entonces la vara se tuerce, se acoteja, se vuelve comprensible.

Entonces Temis se muestra con las debilidades de los humanos, con prejuicios y preferencias.

No mide a todos con la misma vara y se cerciora de mirar sobre quien blande su espada, aprovechando lo transparente de la venda que lleva puesta.

Publicidad
Publicidad