Jugador de voleibol casi pierde avión por su estatura

22_cartelera_17_1p01


El jugador de voleibol ruso Alexandr Kimérov fue obligado a bajar del avión de la aerolínea Pobeda, el único operador de bajo coste de Rusia, porque sus 2,15 metros de estatura no le permitían colocar las piernas en el espacio correspondiente a su asiento.

Al encontrarse que no podía ocupar la butaca que le correspondía, el jugador del Fakel -un conjunto del extremo norte ruso- se cambió de asiento con otro pasajero ubicado en la salida de emergencia.

Publicidad
Publicidad