Martes, 16 de octubre, 2018 | 3:22 pm

Ingenio judicial

José Báez Guerrero
José Báez Guerrero


Una de las quejas justificadas más reiterativas de quienes observan el rumbo de la sociedad dominicana, es el triste estado de nuestro Poder Judicial, permeado por intereses políticos particulares y proclive al escándalo.

Dudo que nuestra Justicia realmente sea peor que el resto de nuestras instituciones.

Honestidad y talento jurídico no son las únicas prendas del buen juzgador.

Por ejemplo, recientemente un activista del ateísmo alegó en una corte de la Florida que la celebración de fiestas religiosas judías o cristianas constituye una discriminación, pues no existe ningún día de fiesta oficialmente reconocido para los ateos.

El juez rechazó el alegato. Ante la protesta del abogado del ateo, explicó por qué:

“Su cliente es muy ignorante”, dijo el magistrado, “pues el día 1.º de abril es ‘April Fool’s Day’ (día de los idiotas, como nuestro día de los inocentes).

El salmo 14 dice que los idiotas proclaman que Dios no existe. Por tanto, si su cliente dice eso, es un idiota. ¡Y ya tiene su día!”. Ojalá aquí fuéramos tan ingeniosos…