Inauguran restaurant típico dominicano en Alto Manhattan


Dicho restaurant, ubicado en la misma esquina de las avenidas Sherman con Dyckman, posee siete mil metros cuadrados en tres niveles para ocasiones diferentes.
Dicho restaurant, ubicado en la misma esquina de las avenidas Sherman con Dyckman, posee siete mil metros cuadrados en tres niveles para ocasiones diferentes.


Por Ramón Mercedes

NUEVA YORK.- Con la asistencia de personalidades dominicanas y anglosajonas fue inaugurado el restaurant “República” en el Alto Manhattan, conocido como un “pedacito de quisqueya” en los vecindarios de Washington Heights e Inwood”, convirtiéndose en el único en su clase.

El acto inició con la presentación frente al establecimiento de un “perico ripiao” y su cuerpo de baile, el cual fue presenciado por más de un centenar de personas.

Dicho restaurant, ubicado en la misma esquina de las avenidas Sherman con Dyckman, posee siete mil metros cuadrados en tres niveles para ocasiones diferentes.

Consta con un personal compuesto por más de 80 personas, el 75% de ellos son dominicanos. Estará abierto los siete días de la semana.

El primer piso será para el consumo de alimentos al público en general, con especialidad en el “locrio” en sus diferentes composiciones, así como variados platos nacionales e internacionales.

Asimismo, la exhibición de los diferentes rubros dominicanos, entre estos el plátano con su mata, yautía, yuca, ajíes, aguacate, batata, maíz, naranja y agrio, entre otros productos típicos.

El segundo nivel, con capacidad para unas 200 personas, será un “lounge” para la celebración de encuentros artísticos, sociales, culturales y actividades de todas clases.

Y el tercer piso fue convertido en una terraza al aire libre con todo el confort, decenas de mesas y asientos acojinados con vista panorámica de gran parte de la zona del sector de Inwood.

Durante el desarrollo del evento, los asistentes disfrutaron de picaderas variadas, al igual que bebidas, a cargo de más de una docena de mozos.

Su propietario es el quisqueyano Víctor Sánchez, en sociedad con tres empresarios anglosajones, fue quien realizó el corte de cinta, en presencia de empresarios, agentes turísticos, políticos, activistas comunitarios y periodistas. El local fue bendecido por el reverendo Antonio Almonte.

Publicidad
Publicidad