Imprudencia de conductores



 Manejar por cualquier calle o avenida de la Capital se ha convertido en una verdadera odisea.

La imprudencia es palpable con la mayor desfachatez del mundo. Los principales violadores de la Ley de Tránsito son los choferes del transporte público, principalmente los denominados “guagüeros”, quienes desafían la autoridad de los agentes de la Amet ante la mirada de todo el mundo.

Estos “adiestrados choferes” ponen en peligro la vida de cualquier persona cuando se trata de abordar un pasajero,   hasta en el medio de una calle o avenida de rápido movimiento.

Ellos, los “llamados padres de familia”, cuentan con la protección de la ley para burlarse de las personas o hasta de los pasajeros.

 Otros casos

También es común observar que agentes de la Policía y civiles en motores  utilizan los elevados de las avenidas 27 de Febrero,  la John F. Kennedy  Máximo Gómez,  para desplazarse por estas vías, a pesar de ser pública la prohibición del uso de  motocicletas. Total, vivimos como chivos sin ley.

Publicidad

Publicidad