Humanizando la violencia



Violencia de género es todo acto violento o agresión ejercido de un género hacia el otro basados en una situación de desigualdad y de dominación, con sus consecuencias físicas, sexuales y/ o psicológicas.

Tiene relación a la situación de pareja. el abuso físico y sexual además del psicológico, tráfico de personas para explotación sexual, entre otros, lo que repercute negativamente en la salud integral de la población afectada directamente o indirectamente.

Generalmente al referirse a violencia de género se habla de violencia dirigida hacia la mujer, ya que esta es la más afectada, considerando la desigualdad en fuerza física, en ocasiones de poder económico y social.

Sin importar quien la ejerza, el maltrato y la violencia provoca altos niveles de ansiedad o depresión, baja autoestima, disfunciones sexuales, alteraciones psicosomáticas, conductas adictivas más dificultades en las relaciones interpersonales.

En resumen, afectan el bienestar físico, emocional, sexual y espiritual.

Todo lo narrado en el párrafo anterior provoca reacciones emocionales que podrían llevar a tomar decisiones desacertadas.

En el escrito anterior hicimos un llamado a los padres.

En este, lo haremos a los medios de comunicación que pueden hacer su labor orientando a las personas, a las iglesias del tipo que sea para que orienten e informen a sus feligreses y seguidores, a las entidades educativas para que integren materiales que les aporten a sus estudiantes valores morales y espirituales y a las instituciones encargadas de la educación y la salud pública.

Hagamos prevención, no exaltación.

Publicidad

Publicidad