Hipólito Mejía pide honrar a Duarte trabajando por la justicia y transparencia

Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio


SANTO DOMINGO.- El expresidente Hipólito Mejía pidió honrar  al patricio Juan Pablo Duarte trabajando a favor de la justicia y la transparencia.

En un mensaje al país con motivo de la conmemoración del 204 aniversario del natalicio de Duarte Mejía recordó “la indignación que sustentó la lucha independentista de Juan Pablo Duarte”.

“Una expresión particularmente irritante del irrespeto al legado de Juan Pablo Duarte es la impunidad que protege a los corruptos. La impunidad impide que se sacie el hambre y la sed de justicia que tiene la ciudadanía”,  afirmó.

El ideario duartiano, opinó “está siendo negado por quienes practican desde el poder la deshonestidad y se burlan de la justicia en nuestro país.

Sostuvo que la corrupción se apropia de los recursos públicos que deberían ser invertidos en crear espacios de oportunidad y bienestar para construir la felicidad de la gente.

A seguidas se copia el texto completo del mensaje del expresidente Mejía
En el Día de Juan Pablo Duarte

La celebración de este nuevo aniversario del nacimiento del inmortal Juan Pablo Duarte y Díez debe servirnos para honrar su indeleble legado.

Ese legado tiene como esencia, además de la defensa de nuestra soberanía como país, la construcción de una sociedad justa, solidaria, transparente, y apegada a valores de trascendencia universal.

La honestidad y la justicia son valores esenciales en el ideario duartiano.

Juan Pablo Duarte predicó la honestidad con el ejemplo. Muestra de esa conducta fue la meticulosa rendición de cuentas que hizo de los recursos recibidos por él para financiar las campañas independentistas bajo su liderazgo en el sur del país.

Juan Pablo Duarte valoró la trascendencia de la justicia tanto en la dimensión institucional como en la construcción de nuestra identidad nacional. Sus palabras al respecto son claras: “El buen dominicano tiene hambre y sed de justicia.” “Sed justos, lo primero, si queréis ser felices.

Hoy, el ideario duartiano está siendo negado por quienes practican desde el poder la deshonestidad y se burlan de la justicia en nuestro país.”

Una expresión particularmente irritante del irrespeto al legado de Juan Pablo Duarte es la impunidad que protege a los corruptos”.

Hoy, la impunidad impide que se sacie el hambre y la sed de justicia que tiene la ciudadanía.

Hoy, la corrupción se apropia de los recursos públicos que deberían ser invertidos en crear espacios de oportunidad y bienestar para construir la felicidad de nuestra gente.

Hoy, recordemos la indignación que sustentó la lucha independentista de Juan Pablo Duarte.

Hoy, honremos a Duarte trabajando a favor de la justica y la transparencia.

Hipólito Mejía
25 de enero del 2017
Santo Domingo D.N.

Publicidad
Publicidad