Hipersexualidad



Llamada también Adicción al sexo. Hablamos de un impulso sexual exacerbado y en aumento para conseguir la satisfacción sexual, que lleva a la persona a permanecer pensando en intimidad sexual y actuando generalmente la mayor parte del tiempo para conseguir esta actividad.

A pesar de esto, generalmente no logra la satisfacción sexual y es lo que hace que cada vez busque mas conseguirla.

Este deseo sexual desmedido, afecta más a los hombres que a las mujeres. De la población general de 1 a 5% sufre este trastorno que aumenta con el paso del tiempo si no es trabajado.

Puede haber una confusión con personas que son muy activas y demandantes de la actividad sexual pero no tienen esa ansiedad ni compulsión que presenta el adicto al sexo, pues este se ve afectado en todas las esferas de su vida a causa de esta necesidad perentoria de intimar para lograr esa gratificación que no consigue.

Es importante detectar esta disfunción y visitar un médico, pues las causas son tanto orgánicas como psicológicas, además de farmacológicas.

Desde un tumor en las glándulas suprarrenales hasta medicamento para otras afecciones, trastornos de bipolaridad en la etapa maníaca y en personas con otras adicciones como el alcoholismo o adicción a otras drogas no legales o medicamentos.

Los afectados pudieron ser víctimas de abusos sexuales y/o emocionales en su niñez. En tiempos pasados se les llamaba a la hipersexualidad: Ninfomanía en las mujeres (de la mitología Griega refiriéndose a las Ninfas) y Satiriasis en los hombres.

Contacto: 829-650-6811 Twitter: @aldiasexualidad

Publicidad

Publicidad