Guillermo Finke, de actor de su colegio a la pantalla grande

Planea seguir en el cine y estudiar Comunicación Social

Érika Paiewonsky, Guillermo, Carlos Miguel y  Carlos Finke, durante una entrevista familiar.
Érika Paiewonsky, Guillermo, Carlos Miguel y Carlos Finke, durante una entrevista familiar.


Santo Domingo.-Su pasión por la actuación inició en Guillermo Finke cuando cursaba el colegio en su natal Puerto Plata, donde interpretó varios personajes durante las actividades estudiantiles.

Sin embargo, ni Guillermo, ni sus padres, Érika Paiewonsky y Carlos Finke, se imaginaron que su hijo especial, quien tiene síndrome de Down, llegaría a protagonizar una película y, sobre todo, que escucharían tan buenas críticas sobre su actuación de personas especializadas en el séptimo arte.

Y es que Guillermo Finke protagoniza junto a Freddy Ginebra la película “Mañana no te olvides”, de José Enrique Pintor, la cual fue estrenada la semana pasada en los cines del país.

Al ser entrevistado por EL DÍA sobre cómo pudo lidiar con el guión, Guillermo expresó que todo ocurrió de lo mejor, pues se hizo la idea de que estaba aprendiéndose una clase, como si fuera a explicar una tarea, y de esa forma consiguió memorizarlo fácilmente.

“A mí siempre me ha gustado el teatro. Yo actuaba en mi colegio y hoy llegué al cine. Poco a poco fui aprendiendo y siempre me ponían a participar con otros estudiantes en diferentes obras. Por eso llegué a esta película”, precisó el joven de 23 años, a quien en momentos se le dificultaba pronunciar algunas frases, pero al final conseguía las palabras que deseaba.

Guillermo se graduó de bachiller el pasado año en una escuela regular inclusiva y dentro de sus actividades extracurriculares siempre le agradó tomar clases de teatro.

Hoy, el joven busca cosas nuevas, aprender más, seguir trabajando en cine y motivar a personas especiales a lanzarse cuando quieran conseguir algo.

“Esta película me ha ayudado mucho, porque he conocido mucha gente buena. Tengo alrededor gente nueva y me gustaría seguir en el cine mucho más que en el teatro, porque me siento mejor”, afirmó Guillermo.

Una madre orgullosa

Su madre, Érika Paiewonsky, contó que se siente muy orgullosa de su hijo, porque durante el rodaje Guillermo se sabía su guión y el papel que les tocaba a los demás, debido a que tiene muy buena memoria y retiene fácilmente lo que ve, lee o escucha.

Estaban en Nueva York de vacaciones y recibieron una llamada de la asistente de Pinki, que habían recibido información sobre que Guillermo tenía conocimientos de actuación y ellos le dijeron que era así.
El hizo el ‘casting’ al día siguiente por vía Skip.

Le enviaron el guión por correo y cuando llegó a la República Dominicana ya casi se lo había aprendido de memoria.

Su empleo

Actualmente trabaja como camarero en el restaurante BBQ Express, en Santiago, donde trabaja los días martes, miércoles y jueves, donde logró ser empleado del mes, en septiembre.

El joven consiguió el trabajo vía la Fundación Yo También Puedo, que dirige María Esperanza Haché, que invitó a decenas de niños y jóvenes especiales para darles el empleo y por su desenvolvimiento aplicó junto a otros con igual condición que él.

A la universidad

Entre sus planes está estudiar Comunicación Social en la universidad, ya que es la carrera que le atrae. Quiere ser un periodista para poder informar.

Publicidad
Publicidad