Grandeza del dominicano



La República Dominicana está demostrando una vez más que, cuando se habla de béisbol, es una potencia. El equipo dominicano dirigido por Tony Peña en el Clásico Mundial de Beisbol, que actualmente tiene lugar en diferentes países, ha logrado que la comunidad dominicana esté rebosante de alegría y patriotismo.

El éxito de los criollos dominicanos, quienes han jugado cada partido con el corazón, empieza a hacer ronchas en sociedades como la estadounidense, donde existe la creencia de que ellos tienen que estar primero en cada disciplina. Algunos comentaristas han dicho que el éxito de los dominicanos está basado en el apoyo de su comunidad.

Los dominicanos han abarrotado los estadios donde República Dominicana ha jugado.

El próximo enfrentamiento del equipo dominicano contra el estadounidense será este sábado 18 en San Diego, California, donde se espera que el público sea mayormente norteamericano y ese apoyo motivará la victoria a ese equipo.

Los dominicanos, quienes transversalmente están promoviendo internacionalmente el “plátano” como fuente de poder, también han demostrado madurez y unidad como equipo.

Han dejado establecido que cuentan con un mánager listo para contingencias y cambios de estrategia cuando sean requeridos.

Ni por un momento pongo en duda que los dominicanos llegarán por grupos a San Diego, California, para apoyar a su equipo porque los dominicanos llevan la pelota en la sangre, como algo innato de su ser, pero adicionalmente, la comunidad quiere dejar claro al gobierno norteamericano que los dominicanos son gente trabajadora que lucha por sus ideales.

¿Qué mejor manera que a través de un deporte que es emblema para muchos pueblos?

Publicidad

Publicidad