Viernes, 19 de octubre, 2018 | 8:31 am

Goteras en el TN enfrentan de nuevo a Niní Cáffaro y César Suárez

Cáffaro lo tilda de “abusador” por hacer un show mediático de unas goteras que llevan años ahí



Santo Domingo.-Unas goteras que caían en parte del escenario de la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional, mientras se realizaba el sábado una función del Ballet Nacional de Praga, ha desatado nuevamente una “guerra” entre el director del Teatro, Niní Cáffaro, y el empresario artístico César Suárez.

El sábado por la noche, con un Teatro Nacional que tenía en sus asientos a unas 800 personas y con una gala de danza magistral, las fuertes lluvias que cayeron estos últimos días desataron la “furia” de las filtraciones que existen en el Teatro y el agua y llegó hasta el escenario, lo que dio paso a un enfrentamiento verbal entre el empresario y el funcionario en el mismo lugar.

Se pelean en público

La tensión entre Cáffaro y Suárez se puso al máximo y mientras las goteras caían ambos se gritaron algunas palabras fuera de tono, lo que dio paso a un abucheo y a la vez a un silencio que inquietó a quienes fueron al Teatro a disfrutar de algo tan exquisito como el Ballet Nacional de Praga.

Suárez, que desde hace meses viene denunciando que existen anomalías en el Teatro, buscó una lona y para tapar la escenografía, en señal de que la lluvia podría dañar el trabajo realizado por él, quien era productor del evento, y se disculpó ante los presentes y los integrantes del Ballet de Praga.

A pesar de todo el espectáculo no se suspendió Fue notoria la profesionalidad con que los bailarines checos desarrollaron su función.

Al ser contactados ayer por EL DÍA, Cáffaro y Suárez dieron su versión sobre lo ocurrido .

Habla Niní Cáffaro

Cáffaro acusó a Suárez de hacer un show mediático para llamar la atención, colocando lonas y alterándose cuando era solo cuestión de manejar la situación.

“Cesar lo que es un gran abusador, que trata de llamar la atención, porque ambos tenemos diferencias y el trata de hacerle daño a mi gestión a través de la opinión pública”, dijo.

El director del Teatro Nacional, no obstante, admitió que hubo algunas filtraciones en el Teatro la noche de la función del Ballet de Praga, pero esto no era para suspender una función, dado que las goteras no afectaban espacios complicados que pudieran impedir el movimiento de los profesionales.

Explicó que esta es una situación que viene de años pasados, la cual se ha reportado al Ministro de Cultura (el anterior y el actual) y ya se está resolviendo.

“El pasado abril el mismo Ministro dijo en la inauguración de la Feria del Libro que el Teatro Nacional iba a ser remodelado.

Ya está el arquitecto que trabajará en el mismo, las cosas no se hacen con una varita mágica, hay que hacer un levantamiento, determinar algunas cosas y no suspender las actividades del Teatro hasta tanto los ingenieros no estén instalados en el lugar listos para trabajar”, dijo Cáffaro muy preocupado.

“La remodelación del Teatro está en proceso, los correctivos están dados, son muchas fases las que hay que agotar para un procedimiento como ese.

Mi función es poner en conocimiento a mi jefe superior, que en este caso es José Antonio Rodríguez, y ya él está trabajando en esa parte.

Tan pronto pasen estas aguas procederemos a echarle un fino al techo para que esto no vuelve a ocurrir, pero todo es a su debido tiempo”, agregó.

En tanto que Cesar Suárez recordó que él está en el Teatro Nacional desde que hicieron la zapata del mismo, por lo que se conoce al dedillo todo lo que pasa allí, por eso dice estar seguro que Cáffaro no está preparado para dirigir un centro como ese.

“Esto que le está pasando al Teatro yo lo denuncié en una carta que le mandé hace algunos meses al presidente de la República Danilo Medina, porque entiendo que yo estoy ahí en ese lugar como empresario desde la época de Balaguer y no puedo permitir que las cosas se sigan haciendo mal”, dijo.

El empresario culpa a Cáffaro de todos los problemas que tiene el Teatro Nacional y dice que si él tuviera buena gerencia ya todos esos problemas estuvieran solucionados