Lunes, 19 de noviembre, 2018 | 6:26 pm

Gobierno de Daniel Ortega pide haya un acuerdo

Murillo. La vicepresidenta clama por una reconciliación en el país. Calles. Las protestas se reanudan luego de fallar el diálogo en el país.

La vicepresidenta Rosario Murillo insiste en  mejor clima.  AP
La vicepresidenta Rosario Murillo insiste en mejor clima. AP


MANAGUA, NICARAGUA.-El gobierno de Nicaragua reiteró ayer la disposición de dialogar con sus opositores, pero consideró “indispensable” que se levanten los bloqueos que los manifestantes mantienen en las vías y trabajar por el fin de la violencia, que deja 78 muertos en poco más de un mes.

“El gobierno de la república reafirma su disposición al diálogo, que asegure la estabilidad, la justicia, el fortalecimiento democrático y la paz en Nicaragua”, anunció el canciller Denis Moncada, al dar lectura a un comunicado.

Su declaración marcó la posición del presidente Daniel Ortega en las conversaciones, suspendidas el miércoles por los obispos católicos, mediadores del diálogo, ante la falta de consenso entre las partes.

El ministro insistió en que es “indispensable resolver y acordar la eliminación de todos los tranques” (bloqueos) en las carreteras, evitar “la violencia en todas sus formas y asegurar el derecho al trabajo”.

Por su parte, la oposición representada por estudiantes, figuras de la sociedad civil y empresarios, piden que se adelanten las elecciones programadas para 2021 como salida a la crisis política que vive el país.

Los obispos convinieron en crear una comisión especial con tres delegados del gobierno y tres de oposición para intentar destrabar las diferencias.
No hay fecha para reanudar el diálogo.

Entre las partes

—1— Promesa
El gobierno planteó investigar y enjuiciar a los responsables de la ola de violencia.
—2— Víctimas
Nicaragua cumple hoy 38 días de una crisis que se ha cobrado al menos 76 muertos y 868 heridos.