Domingo, 23 de septiembre, 2018 | 7:55 pm

Fundación Tropigás usará barcos recolectores de desechos para descontaminar ríos Ozama e Isabela

El objetivo es ayudar a descontaminar los ríos Ozama e Isabela. Foto: Elieser Tapia/El Día.
El objetivo es ayudar a descontaminar los ríos Ozama e Isabela. Foto: Elieser Tapia/El Día.


Por Ismairy Ciriaco

Las empresas deben unirse para colaborar con la limpieza de los ríos Ozama e Isabela  y lograr disminuir la cantidad de residuos que contaminan estas aguas, afirmó el presidente de la Fundación Tropigás, Carlos José Martí, en el lanzamiento del proyecto Barcos Recolectores Ribera Verde.

Este plan está enfocado en disminuir significativamente los desperdicios que han infectado estos ríos y que son arrastrados hacia el malecón de Santo Domingo.

La Fundación Tropigás comenzó con el lanzamiento de dos barcos recolectores de basuras en La Marinita del sector La Ciénaga que tienen un costo de alrededor de 5 millones de pesos cada uno. El objetivo es transformar las condiciones de estos afluentes.

“Si empleamos 40 equipos como estos, yo estoy seguro que en los próximos tres o cuatro años vamos a tener un río Isabela totalmente mejorado”, afirmó el empresario.

Precisó que estas herramientas de colecta de basuras van a ser manejados por miembros de la Marina de Guerra con supervisión de la Fundación y en los próximos quince días pretenden limpiar 20 kilómetros de las riberas.

Uno de los barcos recolectores de basura en plena labor de limpieza en el río Ozama. Foto: Elieser Tapia/El Día.

Uno de los barcos recolectores de basura en plena labor de limpieza en el río Ozama. Foto: Elieser Tapia/El Día.

 

Capacidad de los camiones

Estos botes tienen la capacidad de recolectar todo tipo de residuos sólidos que se encuentran flotando en el río en un ancho de 1.6 metros y profundidad de 1.2 metros.

“Estos camiones de basura son hechos en China con motores americanos, es como un camión de volteo con una plataforma de cuatro metros de largo por dos metros de ancho, entra al agua dos metros con un motor que los moviliza hasta recoger seis metros cúbicos de esos restos”, dijo Martí.