Viernes, 14 de diciembre, 2018 | 9:33 pm

¡Fuego contra mafias!



Si como dice el Diccionario, una mafia es un “grupo organizado para defender sus intereses sin demasiados escrúpulos”, no será errado llamarles mafiosos a los líderes de los falsos sindicatos de transportistas de pasajeros y carga, quienes amenazan con paralizar al país con huelgas y otras acciones ilegales.

Tanto Fenatrano como Fenatrado, asociaciones de transportistas empeñadas en impedir la libre competencia en sus lucrativos negocios subsidiados y controlar violentamente rutas y destinos, alegan desear que el Gobierno reduzca el precio de los combustibles.

Detrás de esa excusa, demagógicamente conveniente para concitar popularidad, se esconden las reales razones del ultimátum.

Ambas mafias temen que por fin el Gobierno ponga término a décadas de expoliación, aplicando leyes y regulaciones que perjudicarán a operadores de chatarras indignas que mueven pasajeros; y permitiendo que empresarios privados muevan su carga de los puertos sin temor a la violencia mafiosa de Fenatrado.

Los pasajeros, los comerciantes importadores y exportadores, todos los dominicanos, merecemos librarnos de estas ineficaces, abusadoras, ilegales y violentas mafias. ¡Candela legal con ellas!

Publicidad