Familias se niegan a dejar zona vulnerable

Tras orden del Presidente de ser desalojados y reubicados

Damnificados  siguen  a la espera que  se les construyan  viviendas dignas por parte del Gobierno.
Damnificados siguen a la espera que se les construyan viviendas dignas por parte del Gobierno.


Santo Domingo.-Pese a que el presidente Danilo Medina ordenó el desalojo y reubicación de más de 2,000 personas afectadas hace cuatro meses por el paso de los huracanes Irma y María en la comunidad de Boba, del municipio Nagua, estas aún continúan residiendo en esa zona vulnerable.

El 95 por ciento de los moradores del lugar se niega salir de esa zona para no perder sus propiedades, lo que ha retrasado la localización de un terreno para trasladarlos.

Esto ha agravado la situación de las 12 familias que perdieron sus viviendas durante esas tormentas, ya que aún no tienen un lugar donde reedificar sus casas.

No se ponen de acuerdo

El presidente la Federación de las Juntas de Vecinos de la provincia María Trinidad Sánchez, Carlos Faña, precisó que aquellos que residían a la orilla de la playa no pueden levantar otra vez las viviendas por la prohibición del Presidente, por lo que se han quedando residiendo en casas de amigos y de familiares.

Indicó que las autoridades estaban negociando un terreno para la construcción de las casas, pero los propietarios no se pusieron de acuerdo y “esto ha retrasado el proceso”.

Pero el vicepresidente de la Junta de Vecinos de Boba “Una voz que reclama”, José de la Cruz, aclaró que las personas damnificadas están dispuestas a salir de esa zona, pero temen ser reubicadas en un lugar donde no tengan acceso a empleos, ya que la mayoría vive de la pesca y la siembra de arroz.

En desesperación

“Esto está destruido, sin empleo ni nada, todavía hay familias rodando, porque no se ha hecho nada”, manifestó Sandra Altagracia Ramos, presidenta de la junta de vecinos, quien después de las lluvias se ha tenido que quedar viviendo en casa de un hermano con sus tres hijos.

Por eso pidió a las autoridades que no se hagan de “la vista gorda” y acudan a ayudarlos.

Continúan de pies

Carlos Faña precisó que hasta el momento el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) ha realizado la construcción y reconstrucción de 40 casas afectadas para los moradores que poseen terrenos propios en la zona.

Esto ha provocado cambios significativos para los habitantes del lugar, porque “esas familias no vivían en condiciones favorables, y en los actuales momentos han mejorado sus condiciones de vida”, dijo Faña.

Humberto Javier Ventura, director de la junta distrital de Las Gordas, consideró que a pesar de los daños causados por los fenómenos naturales la comunidad espera levantarse.

Ayuda.

El Plan Social de la Presidencia, instituciones, iglesias y clubes ofrecen ayudas a afectados.

Espera.

El director de la junta distrital de Las Gordas, del municipio de Nagua, dijo que tiene fe en que para el año 2018 se construyan las casas a las familias que permanecen sin techo.

Publicidad
Publicidad