Miércoles, 15 de agosto, 2018 | 12:34 am

Familiares dicen homicidio pudo haberse evitado

Feminicidios. Son siete casos en una semana. Víctimas. Ocho quedan en la orfandad.

Ana Celia Reyes se desempeñaba como comerciante.
Ana Celia Reyes se desempeñaba como comerciante.


SANTO DOMINGO.-Familiares de Ana Celia Reyes, ultimada de tres disparos por su expareja el pasado domingo, manifestaron que esa muerte pudo haberse evitado, ya que recientemente esta solicitó una orden de alejamiento en su contra por las constantes amenazas.

Maribel García Ureña, prima de la occisa, consideró que hubo negligencia por parte del Ministerio Público en el caso de su pariente, quien le pagó a Juan Rufino Morel, su agresor, RD$150 mil para que abandonara la vivienda que compartían, sin embargo continuaba asediándola hasta en su lugar de trabajo.

El informe de la Policía indica que Rufino Morel, quien iba a bordo de una motocicleta, le disparó a Reyes en momentos que conducía una pasola por la autopista Duarte, en Navarrete, Santiago.

Miembros de una patrulla de la Policía que se encontraba en las inmediaciones se percataron del incidente y pesiguieron al agresor, quien los atacó a tiros, originándose un enfrentamiento en el que resultó herido.

Casos suman siete

Con este hecho suman siete las mujeres ultimadas por parejas o exparejas en los últimos días.

Guillermina Arias fue apuñalada por Jovanny de Jesús Hilario, quien luego se entregó a la Policía, hecho ocurrido el domingo en Villa Altagracia.

—Víctimas colaterales
En ambos casos suman ocho los hijos que pierden a su madre. Guillermina Arias deja en la orfandad cuatro hijos de 16, 15, 12 y 10, mientras a Ana Celia Reyes le sobrevive la misma cantidad de 16, 15, 12 y 3 años.