Lunes, 10 de diciembre, 2018 | 1:49 am

Falta de reporte de las recaudaciones por propina legal genera confusión

Debilidad. Pese a que normativa obliga al pago del 10% por servicios, esta no establece el reporte de lo recaudado por empresas. Entrega. Desembolsos adicionales son carga para consumidor.

Proconsumidor indica que si la compra es para  llevar o a domicilio (“delivery”) el 10%  no puede ser aplicado..  Archivo
Proconsumidor indica que si la compra es para llevar o a domicilio (“delivery”) el 10% no puede ser aplicado.. Archivo


SANTO DOMINGO.-“El dinero extra endereza el día”, esa es una frase frecuente entre los empleados de restaurantes, cafeterías, bares, hoteles y salones de belleza, quienes reciben desde RD$50, 100 y 500 pesos y, en caso de servicios a extranjeros, US$20, 50 y hasta 100 dólares en un día por pago de propinas voluntarias.

Pero esa gratificación no está contemplada en el pago de propina obligatoria del 10% cargado a la cuenta de los consumidores.

Los clientes de estos establecimientos entregan un dinero adicional a los empleados, lo cual, aunque no esté consignado, representa un cargo más en su consumo.

Tal es el caso de Yinnet Mendoza, quien cuenta que cada semana gasta alrededor de 1,000 pesos en propinas voluntarias.

“Esa gratificación los empleados la necesitan y les ayuda mucho”, puntualizó Mendoza. Ella confiesa que desconoce si en sus facturas se les carga algún tipo de propina.

Mientras otros consultados por EL DÍA ven la misma como una carga pesada para el consumidor, que debe ser regulada por los organismos estatales correspondientes.

Con relación a las propinas obligatorias, clientes y empleados tienen sus dudas de si les son repartidas adecuadamente a los últimos, pues ningún ente estatal tiene registro de los montos recaudados por ese concepto.

“Las propinas deben ser distribuidas entre los empleados por el dueño, por tanto, lo recaudado por este concepto nunca sale del ámbito del establecimiento comercial que se trate”, indica la DGII a EL DÍA.

Falta de reglas claras

Esa debilidad genera diferencias entre patronos y empleados por la falta de normas de registro, distribución y reportes de la propina legal.

En ese sentido, el presidente de la Confederación Nacional de la Unidad Sindical, Rafael “Pepe” Abreu, indicó que a pesar de lo estipulado en la ley los consumidores dejan “algo” extra, porque no confían si realmente el dinero será entregado a los empleados.

El gremialista recordó que en años anteriores el Ministerio de Trabajo investigó una denuncia de que los empresarios se estaban quedando con el 50% de las recaudaciones de las propinas, pero se llegó a un acuerdo entre empleados y empleadores.

“En ese momento había solicitudes de los movimientos de trabajadores del área de servicios, pero para no tener malas relaciones con sus patronos desistieron y llegaron a un acuerdo”, puntualizó Rafael Abreu.

Mientras que Joel Santos, presidente de la Asociación de Hoteleros (Asonahores), aseguró que el sector turístico entrega con responsabilidad la “propina legal” a todos los empleados, según la categoría de cada servidor.
“Para los miles de empleados del sector la propina representa un gran aporte económico”, manifestó.

Metodología de entrega

La propina obligatoria es entregada junto al salario base, este varía según el cargo de los empleados dentro de la empresa, explicó a EL DÍA una administradora de empresa turística y hotelera, que labora en una cadena hotelera internacional.

Los empleados comunes reciben un 1%, los supervisores 1.5% y los encargados de departamentos 2%, detalló la administradora en hotelería consultada. Explicó que el monto entregado depende de la cantidad de clientes que reciba el hotel durante el mes.

Detalló que un empleado con sueldo de 18,900 pesos puede ganar durante una temporada alta (muchos clientes) entre 15 mil y 16 mil pesos, eso solo entre las propinas obligatorias y las comisiones por ventas.

Base legal

El Código de Trabajo establece que en los hoteles, restaurantes, cafés, barras y, en general, en los establecimientos comerciales donde se expende para el consumo, es obligatorio agregar un 10% por concepto de propina en las notas o cuentas de los clientes, para ser distribuida entre los trabajadores.

El mismo indica que los empleadores deben adoptar los métodos pertinentes para que las percepciones obligatorias sean liquidadas semanalmente o en cualquier oportunidad convenida, para ser repartidas en partes iguales entre el personal.

Propinas otros países

La cultura de la propina no en todas las naciones es bien valorada, en países como Japón, en alguna parte de China y Corea del Sur la gratificación económica por servicios recibidos es vista como una ofensa.

Mientras que en Portugal, Alemania, Turquía y Hungría se suele dejar el 10% del costo total, igual que en Argentina.

Sin embargo, en Estados Unidos se maneja entre el 15% y el 20%, mientras que en España, Italia o Francia ya la propina está incluida en el precio del plato .

Valoración

— Análisis
Los de la ‘Generación X’, los “Baby Boomers” y la ‘Generación Silenciosa’ son más generosos y dejan entre el 18 y 20%, mientras que el 10% de los “Millennials” no dan propina, según investigación de mercado GfK.

Cultura de propina

—1— Tiempo vigente
La primera vez que se consignó la propina obligatoria fue el 24 de diciembre 1960. La ley fue firmada por Joaquín Balaguer, quien era el presidente de la República en los últimos años de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

El conflicto de propinas en órdenes para llevar

Denuncia. El Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) informó que conoció el pasado año 139 casos, entre reclamaciones y denuncias de consumidores por cobros indebidos del 10% de propina en órdenes de comida para llevar en distintos establecimientos.

Anina del Castillo, directora de la entidad advirtió que serán sancionados los restaurantes en los que se compruebe que aplican el 10% de propina cuando se ordena comida para llevar.