Facebook denuncia a la BBC por investigación sobre fotos de niños con connotación sexual

Facebook permite a partes de sus sitios que no estén disponibles a la mayoría de sus usuarios.
Facebook permite a partes de sus sitios que no estén disponibles a la mayoría de sus usuarios.





Una investigación de la BBC reveló que Facebook no hace lo suficiente a la hora de remover fotografías de niños con connotación sexual.

La BBC alertó a la red social sobre la existencia de decenas de imágenes de este tipo, pero más del 80% no fueron retiradas del sitio.

El material incluía imágenes de grupos en los que usuarios discutían el intercambio de lo que parecía ser material de abuso infantil.

En su lugar, Facebookdenunció ante la policía a los periodistas de la BBC que hicieron a investigación y canceló los planes para una entrevista.

Posteriormente, la empresa emitió una declaración en la que decía: “Va en contra de la ley que alguien distribuya imágenes de explotación infantil“.
En su página de bienvenida, Facebook asegura que elimina material obsceno.

Dice que “la desnudez u otro contenido con connotaciones sexuales” no están permitidos en la plataforma.

Y alienta a los usuarios a informar sobre contenido inapropiado a través de su botón de “reportar”.

La firma estadounidense dice que ha mejorado este sistema en respuesta a la investigación de la BBC, iniciada el 2016

Ésta concluyó que pederastas estaban utilizando grupos “secretos” den Facebook para encontrarse e intercambiar imágenes.

La información que la BBC le entregó a la policía permitió que hombre fuera sentenciado a cuatro años de prisión.

Durante la investigación, la BBC utilizó el botón de “reportar” para alertar a la compañía de 100 imágenes que parecían romper sus directrices. Ellos incluyeron:

  • Páginas explícitamente para hombres con interés sexual en niños.
  • Imágenes de menores de 16 años en poses sexuales con comentarios obscenos.
  • Grupos con nombres como “escolares calientes” que contienen imágenes robadas de niños reales.
  • Una imagen que parecía ser una captura de un video de maltrato infantil, con una petición debajo de ella para compartir “pornografía infantil”.

De las 100 imágenes reportadas, sólo se eliminaron 18.

Según las respuestas automatizadas de Facebook, las otras 82 no infringieron los “estándares comunitarios”.

Las reglas de Facebook prohíben que personas condenadas por delitos sexuales tengan cuentas.

Pero la BBC encontró que cinco pedófilos con sentencia de la justicia tenían perfiles y los reportó a Facebook a través de su propio sistema. Ninguna de las cuentas fue eliminada.

La BBC compartió los resultados de sus indagaciones con Anne Longfield, la Comisionada de Niños para Inglaterra y Gales.

“Estoy muy preocupada por lo que he visto. Muy decepcionada de que un año después de iniciada seguimos viendo imágenes contenido sexual, totalmente inaceptables en mi opinión”, dijo.

La moderación claramente no está siendo efectiva. Me pregunto si hay realmente personas a cargo de la moderación y también creo que no están teniendo en cuenta el contexto de las imágenes”.

La Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad contra los Niños (NSPCC, por sus siglas en inglés) también expresó su preocupación.

El fracaso de Facebook para eliminar contenido ilegal de su sitio web es espantoso y viola los acuerdos que tienen para proteger a los niños”, dijo una portavoz de la organización.

“También plantea la pregunta de qué contenido consideran inapropiado y peligroso para los niños”.

La BBC solicitó una entrevista a Facebook para hablar de su sistema de moderación por primera vez a fines de 2015 y repitió el pedido después de esta investigación de seguimiento.

El director de políticas de la red social Simon Milner acordó ser entrevistado la semana pasada con la condición de que la BBC proporcionara ejemplos del material que había reportado y que no había sido eliminado por los moderadores.

La BBC lo hizo y como contrapartida fue denunciada ante la Agencia Nacional de Delitos de Reino Unido.

Más tarde, Facebook emitió una declaración.

“Hemos revisado cuidadosamente el contenido que nos han referido y hemos eliminado todos los elementos que eran ilegales o contrarios a nuestros estándares“, dijo.

“Este contenido ya no está en nuestra plataforma. Tomamos este asunto muy en serio y seguimos mejorando nuestras medidas de presentación de informes y eliminación.

“Va en contra de la ley que alguien distribuya imágenes de explotación infantil”.

Cuando la BBC nos envió esas imágenes, seguimos la práctica estándar de nuestra industria“, afirmó en su comunicado.

“También informamos a las autoridades sobre las imágenes de explotación infantil que se habían compartido en nuestra propia plataforma”.

Pero el director de política editorial de la BBC, David Jordan, dijo queesto último le pareció sorprendente.

“El hecho de que Facebook reenviara imágenes sobre las que le habían alertado, que aparecen en su sitio (…) el hecho de que las enviaron a la policía me pareció extraordinario”, dijo.

“Uno sólo puede asumir que los ejecutivos de Facebook no estaban dispuestos o ciertamente están reacios a participar en una entrevista o un debate sobre por qué estas imágenes están disponibles en su sitio”.

Un portavoz de la Agencia Nacional de la Delincuencia dijo que no podía confirmar o negar que se estaba llevando a cabo una investigación.

Publicidad
Publicidad