Martes, 16 de octubre, 2018 | 9:13 pm

Facebook cuando yo muera



Todos los días son buenos para aprender algo nuevo y hoy aprendí sobre una herramienta que tiene Facebook la cual yo desconocía. Anduve curioseando en los diferentes botones del portal y me encontré que los usuarios podemos designar un apoderado para que maneje nuestra cuenta en caso de muerte de la persona.

Me resultó poderosamente interesante, porque 2017 fue un año en el que perdí algunos amigos muy queridos, quienes manejaban sus portales de Facebook como hacemos la mayoría.

Tras su desaparición física, fue algo que me pregunté, ¿qué pasa con las páginas de Facebook cuando una persona no publica por un largo periodo? Otras plataformas como Blogspot tumban la página después de un tiempo sin publicar.

Por un momento, a todos nos puede pasar por la mente que designar a alguien para que se mantenga administrando un Facebook es algo banal.

Sin embargo, ahora sé que me gustaría que esas imágenes y pensamientos posteados por mis amigos permanezcan ahí como un testimonio, un recordatorio de sus risas, imágenes, de sus sentimientos.
Un portal, en este caso de Facebook, es como una fuente a la cual podemos regresar innúmeras veces a ayudar a curar las heridas que se quedan en nuestras almas.

De algún modo, seguimos conectados a esas personas quienes ya no volverán a publicar, pero a quienes amigos y familiares sí les honrarán con publicaciones que provienen de los sentimientos más nobles.

Facebook se anota puntos cada vez que incorpora elementos como este a su plataforma. Es una manera de lograr que la tecnología sea menos mecánica y electrónica, y sea más humana y cercana a las personas.

Dilenia Cruz

Publicidad