Jueves, 13 de diciembre, 2018 | 12:10 pm

Estabilidad de la región



Este diario publica hoy en su sección internacional una crónica de alto interés para Venezuela, de manera específica, y que incide sensiblemente en la franja de naciones de Suramérica y el resto de los países que conforman el continente latinoamericano.

Se trata de las reveladoras palabras del presidente de los Estados Unidos, quien plantea que un golpe militar contra el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela podría triunfar “rápidamente” si las Fuerzas Armadas de ese país se decidieran a organizarlo.

El escenario de la 73 Asamblea de las Naciones Unidas es una plataforma regional muy importante. Ese fue el que usó el presidente Donald Trump para plantear su política de control regional.

Las coincidencias no son agradables para Latinoamérica y el conjunto de naciones que la conforman. Justamente en esta fecha se cumple el 55 aniversario del derrocamiento del gobierno democrático de Juan Bosch, con solo 7 meses de ser instaurado.

Eso ocurrió mediante un funesto golpe militar que apoyó, posteriormente, Estados Unidos con el envío de 42 mil soldados a República Dominicana en 1965.

La fecha es propicia para recordar el precio que pagó el país, con muertes, opresión, limitación de libertades públicas y asfixia de los derechos humanos durante varias décadas.

Sería muy grave que el continente guarde silencio ante la inusual posición del presidente de Estados Unidos, y que pone en inminente peligro el proceso democrático de Venezuela, un país con una condición difícil, pero que es clave para la estabilidad en la región.