Martes, 11 de diciembre, 2018 | 3:53 pm

Entregan Senado anteproyecto de Ley de Reclamación de Manutención de Padres a Hijos

Roberto Rodriguez y Gianni Paulino. PG


Santo Domingo.-Al celebrarse el Día del Envejeciente este primero de octubre, la República Dominicana vive una de las mayores injusticias sociales, el abandono de los padres por parte de sus hijos e hijas.

 

Padres y Madres de hijos profesionales, laboralmente productivos y posicionados socialmente sufren abandono, hambre, falta de medicinas, ausencias de visitas, recreación, convirtiéndose en una de las principales causas de depresión en los adultos mayores, lo cual también contribuye al deterioro de su salud y pérdida de vida.

La presidenta de la Fundación Manos Arrugadas entrega a la Presidenta del Senado de la República, Cristina Lizardo, el Anteproyecto de Ley de Reclamación de Manutención de Padres a Hijos para ser aprobada por las Cámaras  Legislativas y promulgada y publicada por el Poder Ejecutivo.

Gianni Paulino, artífice del Anteproyecto afirma  que “La responsabilidad de los hijos para con sus padres es una obligación natural que se crea en el momento del nacimiento, pero si  el hijo o hija abandona a sus padres, no les visitan, no les llaman, no les suplen sus necesidades… el Estado debe velar por ellos, creando las leyes para su protección y  para que no mueran de  soledad, hambre o falta de medicina”.

La iniciativa legislativa plantea que el hijo o hija está obligado a alimentar, vestir, sostener, y procurar albergue a su padre y/o madre, que haya o hayan perdido la capacidad de sostenerse por sí mismo(s), siempre de acuerdo con las necesidades del mayor de edad  y en relación con los medios que disponga el hijo o hija.

 

El Anteproyecto de Ley de Reclamación de Manutención de Padres a Hijos, plantea en uno de sus considerandos que, por efecto de los fenómenos de la urbanización, la industrialización, y la transición del predominio de la familia grande multigeneracional al predominio de la familia nuclear bigeneracional, hoy en día los adultos mayores se encuentran menos protegidos e integrados familiarmente que en épocas pasadas, rompiéndose así el ciclo natural de protección familiar.

El objetivo fundamental de la pieza, que consta de 15 artículos, es establecer un mecanismo legal para mitigar la injusticia que se comete con los padres (papá y mamá) que engendraron, alimentaron, educaron, y forjaron a sus hijos y cuando  son ellos los que necesitan atención y protección, estos (los hijos) los abandonan.

La normativa jurídica, propone en su artículo 5, la pena de dos años de prisión correccional, si el hijo se negare a cumplir la obligación de manutención para con sus padres y si persiste en su negativa después de haber sido requerido para ello, previo a un proceso de conciliación.

Uno de los puntos interesantes de esta ley es la conducta de los padres hacia los hijos, ya que es difícil que ellos, los padres, quieran demandar o pedir dinero a sus hijos, entra la dignidad del adulto mayor y con ello su vulnerabilidad, por lo que Ley ha contemplado su representación en las personas cercanas, el Ministerio Público,  Asociaciones y Organizaciones sin fines de lucro¨ , afirma la altruista comunicadora dominicana.

Según la pieza, si el hijo o hija, que debe proporcionar los alimentos justifica que no puede pagar la pensión de manutención  de su padre y/o madre, el tribunal, con conocimiento de causa, ordenará que reciba en su casa y en ella, alimente y sostenga a aquel a quien los alimentos se deban.

Aproximadamente  un 70% de los adultos mayores del país no cuenta con la asistencia de un familiar (hijos, esposa o esposo, nietos) para su cuidado. Padres y Madres, que sobrepasan los 65 años sufren por la falta de ayuda para realizar sus actividades diarias, como bañarse, comer, usar el servicio higiénico, levantarse de la cama o acostarse, moverse de un lugar a otro o vestirse.

La Ley de Reclamación de Manutención de Padres a Hijos, es un proyecto respaldado por la Fundación Manos Arrugadas, La Fundación Cruz Jiminián, La Fundación Ramón Alvárez, La Fundación Oviedo, Instituto del Abuelo, así como otras instituciones dedicadas a mejorar las condiciones de vida de los adultos mayores del país.

Noticias Relacionadas