Lunes, 24 de septiembre, 2018 | 3:23 am

En materia migratoria



El país cuenta, afortunadamente, con una extraordinaria cantidad de iniciativas migratorias.

Y como si se tratara de una carretera en expansión, estas iniciativas, constantemente, crecen con los tramos que se le van agregando, a través del tiempo.

Hace poco, el titular del Ministerio de Relaciones Exteriores anunció la creación de un “Plan Nacional de Acción en Materia Migratoria”.

Una síntesis para definir este proyecto en gestación nos lleva a tomarle la palabra al promotor, que plantea servirá para supervisar la correcta gestión de las iniciativas migratorias dentro y fuera de la República Dominicana.

Con la información de ese plan conocemos otros procesos que están en desarrollo, como “áreas de gobernanza de políticas migratorias”, “el fomento de la migración segura y ordenada”, “la gestión migratoria a discreción del Estado dominicano”, así como “instituciones interconectadas en materia migratoria”.

Mientras pasa el tiempo –y el país disponga de este “Plan Nacional de Acción en Materia Migratoria”, tenemos que estar agradecidos, como territorio que comparte frontera con Haití, de que no exista –en palabras del Canciller–, un “instrumento internacional, tratado o convenio que pueda constreñir a República Dominicana a modificar forzosamente la manera en que maneja sus flujos migratorios”.

Hay sectores que, desde ya, esperan con interés capital ese “Plan Nacional de Acción en Materia Migratoria”. Así, de una vez por todas, quizá podamos enderezar los tantos caminos torcidos que tenemos con los flujos migratorios.