Domingo, 9 de diciembre, 2018 | 7:41 pm

En la epilepsia es primordial la detección temprana

Síntomas. Los más frecuentes son mareos, dificultad para hablar, convulsiones y rigidez muscular. Tratamiento. Medicamentos llamados antiepilépticos o anticonvulsivantes.

Print


La detección temprana de la epilepsia es de gran importancia para el paciente que tiene la enfermedad, la familia que le sirve de sostén y para que el médico pueda aplicar los tratamientos que le corresponden.

Se trata de una enfermedad del sistema nervioso central de larga duración que produce convulsiones y crisis epilépticas en forma repetitiva.

Los datos establecen que alrededor de 1-2% de la población tiene y puede darse a cualquier edad, aunque es más frecuente en la niñez y en gente joven.

Señales de alerta

info-epilepsiaLos síntomas más frecuentes son mareos, dificultad para hablar, sensación de desconexión con el entorno, convulsiones y rigidez muscular. Se requiere una evaluación estricta y pruebas de imágenes para establecer un diagnóstico certero, la más relevante es la resonancia magnética y la medicina nuclear, asegura Herwin Speckter, físico y especialista de Medicina Nuclear de Centro de Diagnóstico, Medicina Avanzada y Telemedicina (Cedimat).

Las causas de la epilepsia pueden ser múltiples, siendo las más estudiadas los problemas durante el parto, traumatismos, infecciones, tumores, que encabezan la lista aunque la mayoría de las veces es desconocida.

El especialista en investigaciones asegura que existen distintas formas de epilepsias, las cuales pueden dividirse en dos grandes grupos: focales y generalizadas. Las focales son aquellas que parten en una región particular del cerebro y las generalizadas son las que desde el inicio afectan a gran parte del cerebro, provocando pérdida de conocimiento en forma inmediata.

La detección

“Para ubicar el lugar del cerebro donde se inicia la crisis, existen una serie de exámenes que pueden contribuir, entre ellos algunos que producen imágenes del cerebro, como la resonancia magnética y el estudio Spect por medicina nuclear”, asegura el especialista.

La resonancia magnética se usa para localizar lesiones en el cerebro, como tumores, infecciones y otras que pueden provocar una epilepsia.

Sin embargo, en ocasiones, esta última pasa desapercibida; la resonancia magnética no identifica la patología, debido a que no siempre se manifiesta una alteración cerebral, sino que las convulsiones se crean dentro del tejido normal del cerebro.

Casos más complejos

Para los casos más complejos, los médicos especialistas en epilepsia se apoyan de la medicina nuclear, mediante el Spect, el cual identifica y localiza con alta certeza el foco o los focos epilépticos.

“Para estos últimos casos, el Spect es sumamente útil, porque permite medir el funcionamiento del cerebro durante una crisis epiléptica y ayudar a la localización del lugar de donde se inicia la convulsión”, dice Speckter.
Las epilepsias se tratan con medicamentos llamados antiepilépticos o anticonvulsivantes.

Existen múltiples medicamentos y se usan de diferentes clases según el tipo de epilepsia. Sin embargo, algunas no responden a los medicamentos.

Existen tipos de epilepsia que pueden ser altamente invalidantes cuando las crisis son muy seguidas o muy prolongadas.

En estos pacientes una operación al cerebro puede curarlas de la enfermedad o disminuir considerablemente el número de crisis.

Para que la operación sea exitosa es necesario saber con precisión en qué lugar del cerebro se inicia la crisis epiléptica.

El estudio

El Spect (Single Photon Emission Tomography – en español: tomografía por emisión de fotón único) es un estudio 3D que se realiza en Medicina Nuclear. Mientras la resonancia magnética nos enseña la anatomía y sus cambios patológicos, la medicina nuclear detecta cambios funcionales, fisiológicos y metabólicos.

Herwin Speckter explica que en pacientes epilépticos realizamos el estudio Spect dos veces; uno normal, cuando el paciente no convulsiona y otro iniciando durante una convulsión, combinado por un video-electroencefalograma EEG.

La diferencia de las imágenes 3D entre ambos estudios indica los relevantes focos de una epilepsia.
Añade que para un estudio Spect cerebral se aplica al paciente una sustancia que tiene la capacidad para atravesar la barrera hematoencefálica y fijarse temporalmente en la célula cerebral.

Tras la inyección intravenosa, la distribución del radiofármaco es proporcional al flujo sanguíneo intracerebral.

Beneficios del paciente

La epilepsia se puede entender como una descarga descontrolada de corriente eléctrica cerebral; la misma hace que el paciente se mueva sin control durante la convulsión.

Las convulsiones frecuentes, inclusive, pueden deteriorar paulatinamente partes del cerebro.

Hacer una prueba diagnóstica desde los primeros síntomas resultará de gran ayuda para estabilizar al paciente y evitar fuertes crisis, tras aplicar el tratamiento oportuno.

Un paquete balanceado para la salud

El mayor beneficio del estudio Spect cerebral es la identificación y la locación exacta del origen de las convulsiones, permitiendo la planificación de una cirugía más precisa y con mejores resultados.

Se emplea en la evaluación prequirúrgica del paciente epiléptico, especialmente en los siguientes tipo de epilepsia: parcial no lesional; temporal bilateral; extratemporal neocortical; y en la lesional extensa, multilobular o bilateral (displasias corticales, síndromes neurocutáneos).

También es usado en la discordancia entre exploraciones (vídeo-EEG, RM); reaparición de crisis en pacientes previamente operados, que presentan lesiones residuales no localizadas; y antes de la colocación de electrodos subdurales, para reducir la extensión del área por cubrir y evitar morbilidad.